8 características de una buena relación de pareja

Las relaciones de pareja son una parte importante de una vida saludable. Investigaciones han demostrado que las conexiones sociales son fundamentales para la salud mental y física. Las personas que tienen relaciones saludables tienen mejores resultados de salud, es más probable que adopten comportamientos saludables y tienen un menor riesgo de mortalidad.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo experto en terapia de parejas.

Definiendo una buena relación de pareja

Una relación sana es aquella que se suma al bienestar general de ambas personas, impulsada por la comunicación, el respeto y los límites. Para que una relación sea saludable, se requiere algo más que intereses compartidos y fuertes sentimientos mutuos. Requiere dos personas que realmente se entiendan y se cuiden mutuamente, al mismo tiempo que se cuidan a sí mismos.

¿Cómo saber si tengo una buena relación de pareja?

Es importante recordar que no existe tal cosa como una relación perfecta. Cada relación tiene una mezcla de características saludables y no saludables. Lo que hace que un vínculo sea positivo es que cada persona reconoce que estos vínculos requieren trabajo y cada persona debe esforzarse por mantener la conexión y solucionar los problemas. 

La gente a menudo pasa mucho tiempo hablando sobre cómo detectar una mala relación, pero hay mucha menos discusión sobre qué constituye exactamente una relación saludable. Considera lo siguiente:

  • ¿Tienen confianza el uno en el otro?
  • ¿Se respetan?
  • ¿Apoyáis los intereses y esfuerzos de los demás?
  • ¿Son honestos y abiertos el uno con el otro?
  • ¿Es capaz de mantener su identidad individual?
  • ¿Habla de sus sentimientos, esperanzas, miedos y sueños?
  • ¿Sientes y expresas cariño y cariño?
  • ¿Hay igualdad y justicia en su relación?

Las necesidades de cada persona son diferentes. Por ejemplo, algunas personas tienen mayores necesidades de apertura y afecto que otras. En una relación sana, cada persona es capaz de obtener lo que necesita.

8 características de una buena relación de pareja

1. Respeto mutuo.

El respeto es una de las características más importantes de una relación sana. Una vez que termina la persecución, algunas personas pueden olvidarse de atender los sentimientos y necesidades de su pareja. En relaciones sanas y duraderas, las parejas se valoran mutuamente y cuidan sus palabras, acciones y comportamientos. Si quieres estar con esa persona todos los días, haz que se sienta así. Asimismo, debes recibir este cuidado de tu pareja día tras día.

Hay varias maneras diferentes en que las parejas pueden mostrar respeto mutuo. Éstas incluyen:

  • Escucharse el uno al otro
  • No procrastinar ni evadir cuando tu pareja te pide que hagas algo.
  • Ser comprensivo y perdonar cuando una persona comete un error
  • Construyéndose entre sí y no derribándose
  • Haciendo espacio en tu vida para tu pareja
  • Interesarte en las cosas que disfruta tu pareja
  • Permitir que tu pareja tenga su propia individualidad.
  • Apoyar y alentar las actividades y pasiones de tu pareja.
  • Mostrar aprecio y gratitud el uno al otro

2. Tienen total confianza el uno en el otro.

Las relaciones saludables requieren confianza. Tienes que estar dispuesto a confiarle a tu pareja no solo tus sentimientos sino también tus debilidades. Tendrás que aprender a confiar a nivel emocional, físico y espiritual. La confianza requiere práctica y se gana paso a paso. Incluso cuando se rompe la confianza, puedes encontrar una manera de reparar una brecha en la confianza, si estás dispuesto a trabajar en ello.

La confianza también se establece por la forma en que las parejas se tratan entre sí. Cuando veas que tu pareja te trata bien, te ofrece estabilidad y estará allí cuando lo necesites, es más probable que desarrolles esta confianza. 

3. Apertura y honestidad

En una relación sana, debes sentir que puedes ser tú mismo. Si bien todas las parejas tienen diferentes niveles de apertura y autorrevelación, nunca debes sentir que tienes que ocultar aspectos de ti mismo o cambiar quién eres. Ser abiertos y honestos el uno con el otro no solo los ayuda a sentirse más conectados como pareja, sino que también ayuda a fomentar la confianza. 

En una relación sana, tienes que estar dispuesto a compartir lo que está pasando, sin importar lo feo que sea. No puedes esconderte detrás de mentiras y engaños si quieres que tu relación dure. Si no puedes creerle a tu pareja cuando te dice algo, o si tu pareja te oculta cosas, te será difícil sentirte seguro. 

Esto no significa que debas compartir todo con tu pareja. Cada individuo necesita su propia privacidad y espacio. las diferencias de opinión sobre cuánta honestidad debe haber en una relación a veces pueden causar problemas. Afortunadamente, un estudio encontró que cuando las personas no están contentas con el nivel de apertura de su pareja, generalmente discuten el problema con su pareja.

4. Buena comunicación

Si bien puede parecer que las mejores relaciones son aquellas que no involucran conflictos, saber cómo discutir y resolver las diferencias de opinión de manera efectiva es más importante que simplemente evitar las discusiones para mantener la paz.

A veces, el conflicto puede ser una oportunidad para fortalecer una conexión con tu pareja. Las investigaciones han demostrado que el conflicto puede ser beneficioso en las relaciones íntimas cuando es necesario abordar problemas graves, lo que permite a la pareja realizar cambios que benefician el futuro de la relación.

5. Respetan los límites del otro.

Es importante no olvidar que son dos personas distintas con necesidades distintas, incluidas algunas necesidades que quizás no compartan. No estarás de acuerdo en todo y, a veces, es posible que no quieras las mismas cosas. Es importante respetar estas diferencias y no sobrepasar los límites de los demás, incluidos los límites emocionales, los límites físicos y cualquier otro tipo de límite. Los límites son una característica necesaria de una relación sana.

6. Cariño

Las relaciones sanas se caracterizan por el cariño y el afecto. Las investigaciones han demostrado que la pasión inicial que marca el inicio de una nueva relación tiende a decaer con el tiempo, pero esto no significa que disminuya la necesidad de afecto, consuelo y ternura.

El afecto puede ser tan simple como tocar, abrazar o besar a tu pareja sin motivo alguno. Es un abrazo cálido, un toque ligero, una palabra cariñosa o cualquier otra forma pequeña en la que puedas demostrarle a tu pareja que la amas.

Para ser más cariñoso, debes saber cómo tu pareja recibe mejor el amor y hacer más de eso. ¿Es una palabra amorosa, un gesto considerado, ayuda en la casa o hacer algo especial por ellos? Cuanto mejor sepas lo que disfruta tu pareja, más cariñoso podrás ser.

7. Consideración

La consideración es una característica de una relación saludable que a menudo se pasa por alto porque puede ser difícil de articular. Esencialmente, la consideración significa tener en cuenta a su pareja y esforzarse por hacer cosas que mejoren sus vidas. Es conocer sus preferencias, opiniones y peculiaridades para que puedas bailar con ellos, no pelear con ellos. Cuanto mejor conozcas a tu pareja, más podrás practicar la consideración. ¿Qué puedes hacer hoy para ayudarlos o mejorar sus vidas? ¿Qué puedes hacer hoy para alegrarle el día a tu pareja?

8. Ambos están totalmente comprometidos.

Tienes que estar comprometido con tu pareja, eso sí. Pero más que compromiso con tu pareja, tienes que estar comprometido con la relación. Si piensa en la salud y el futuro de la relación en lugar de solo en los suyos, es probable que tome medidas más constructivas y se comporte de manera diferente. No se trata solo de satisfacer sus necesidades. Se trata de reponer el fuego para que tu relación dure. De eso se trata una relación sana.

Incluso si tu relación parece saludable, a veces puede ser útil dar un paso atrás y buscar mejoras que puedan hacer juntos. Las relaciones saludables se caracterizan por la capacidad de reconocer los problemas, incluidos los propios, que podrían representar una amenaza para el éxito a largo plazo de su relación. Al estar dispuesto a analizar su relación, pueden trabajar juntos para construir una asociación más satisfactoria.

REFERENCIAS

Kendra Cherry, 21 de febrero de 2022. How to Know If You Are In a Healthy Relationship. Extraído el 8 de julio de 2022. Recuperado de https://www.verywellmind.com/all-about-healthy-relationship-4774802

Vishnu Subramaniam, 30 de junio de 2020. The 14 Most Important Characteristics Of Healthy Relationships. Extraído el 8 de julio de 2022. Recuperado de https://www.mindbodygreen.com/0-25433/15-essential-qualities-of-relationships-that-last.html



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis

En este artículo:

Notas Relacionadas

Abandono paterno | Efectos en las personas y como ayudar

Abandono paterno | Efectos en las personas y como ayudar

Cunado hablamos de abandono paterno, no sabemos las razones que hay de tras, lo que si sabemos es que puede o no haber efectos a a mediano, corto y largo plazo.

Aceptamos el amor que creemos merecer

Aceptamos el amor que creemos merecer

Quizá hay razones por las que obligas a seguir en esa relación. Tal vez piensas en que aceptamos el amor que creemos merecer o solo por no herir sentimientos.

Actitudes que terminarán con tu relación

Actitudes que terminarán con tu relación

La mayor amenaza para una relación surge cuando una o ambas personas toman actitudes que terminan con el amor. El distanciamiento y la rutina son solo unas.

1 2 3 34

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis
close-link
Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.