¿A partir de qué nivel de estrés necesito ir al médico?

estrés

¿Ha oído alguna vez el dicho: “El estrés es el enemigo”? Pues no siempre es así. Sin embargo hay qué conocer cuando debemos ir al médico por estrés.

¿Qué es un nivel normal de estrés?

En pocas palabras, no existe lo “normal”. Pero no hay por qué preocuparse: tienes estrés por una razón muy concreta y no dura mucho. Puedes sentir estrés y ansiedad en todo tu cuerpo. Los nervios, los músculos, el corazón, el estómago y los intestinos son lugares habituales de estrés. Sin embargo, no debería ser tan difícil de manejar.

La mejor manera de afrontar situaciones difíciles es evitarlas siempre que puedas. Pero eso no siempre es posible. Si te preocupan con tanta ansiedad actividades que antes disfrutabas o con las que los demás parecen sentirse cómodos, es posible que tengas altos niveles de estrés.

Si tu estrés es tan grande que te sientes incapaz de afrontarlo, tu estrés está por encima de la media. En este caso, el estrés es realmente el enemigo.

¿Cuáles son las señales de alarma y los síntomas del estrés emocional?

Los síntomas del estrés emocional pueden ser tanto físicos como mentales y conductuales.

Los síntomas físicos incluyen:

  • Pesadez en el pecho, aumento del ritmo cardíaco o dolor torácico.
  • Dolor de hombros, cuello o espalda; dolores corporales generales.
  • Dolores de cabeza.
  • Rechinar los dientes o apretar la mandíbula.
  • Dificultad para respirar.
  • Mareos.
  • Sensación de cansancio, ansiedad o depresión.
  • Pérdida o aumento de peso; cambios en los hábitos alimentarios.
  • Dormir más o menos de lo habitual.
  • Problemas gastrointestinales como malestar estomacal, diarrea o estreñimiento.
  • Dificultades sexuales.

Los síntomas mentales o de comportamiento incluyen:

  • Ser más emocional de lo habitual.
  • Sentirse abrumado o nervioso.
  • Dificultad para recordar o hacer un seguimiento de las cosas.
  • Dificultad para tomar decisiones, resolver problemas, concentrarse o realizar su trabajo.
  • Consumir alcohol o drogas para aliviar el estrés emocional.

¿Qué causa el estrés en el cuerpo?

Las causas del estrés se dividen en cuatro categorías:

  • Enfermedad física o mental
  • Problemas sociales y financieros
  • Falta de redes de apoyo social
  • Antecedentes familiares de estrés o problemas

Estas situaciones normales y corrientes pueden ponerle ansioso y nervioso. Puede que se distraiga fácilmente de sus responsabilidades cotidianas. Le hacen preocuparse, sentirse mal y tener problemas para dormir. Cuando se prolonga durante mucho tiempo, el estrés puede afectar mucho a su salud.

¿Cuándo acudir al médico por estrés?

Llega un momento en que el estrés y la ansiedad se vuelven abrumadores. Hay ciertas señales que pueden indicar que es hora de ir al médico:

Es buena idea buscar ayuda si el estrés le está causando un gran deterioro en el trabajo o los estudios y si se ve incapaz de hacer frente a la vida cotidiana.

Puede que notes cambios en tus hábitos de sueño o alimentación, que desarrolles problemas físicos o que te encuentres retraído. Esto significa que el estrés te está afectando demasiado.

Y lo que es más importante, el estrés es un problema demasiado grave si abusas de las drogas o el alcohol para sobrellevar el día. Siempre debes buscar ayuda profesional si te estás “tratando” o tienes algún comportamiento poco saludable.

Los médicos pueden ofrecer una serie de soluciones para el estrés. A menudo incluyen terapia para ayudarte a desarrollar y reforzar tus habilidades de gestión del estrés.

A veces, los medicamentos también pueden calmar tus preocupaciones y tu ansiedad.

¿Qué más puedo hacer para ayudarme a gestionar mejor el estrés emocional?

En cuanto a su salud general, que afecta a su capacidad para gestionar y afrontar el estrés, debe cuidarse lo mejor que pueda.

  • Duerma bien. Duerma entre siete y nueve horas cada noche. Relájese antes de acostarse con un baño relajante, un rato de lectura o una taza caliente de té de manzanilla.
  • Mantenga una dieta sana.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Conéctese con los demás. Manténgase en contacto con personas que puedan ayudarle, tanto práctica como emocionalmente. Pida ayuda a familiares, amigos o grupos religiosos o comunitarios a los que esté asociado.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

Referencias:

Mercy Health. (2018, 6 diciembre). At What Level of Stress Do I Need to See a Doctor? Mercy Health Blog. https://blog.mercy.com/when-to-see-a-doctor-for-stress-anxiety/

Emotional Stress: Warning Signs, Management, When to Get Help. (s. f.). Cleveland Clinic. https://my.clevelandclinic.org/health/articles/6406-emotional-stress-warning-signs-management-when-to-get-help

En este artículo:

Notas Relacionadas

Terapeuta Lia Pasalagua Herrea

Terapeuta Lia Pasalagua Herrea

Lia Pasalagua Herrea Psicoterapeuta Sistémico Cédula: 13978730 Modalidad: Online / Presencial Perfil Realice la Licenciatura en Psicología en la Universidad Iberoamericana donde tuve varias prácticas clínicas con diferentes poblaciones y confirme mi pasión por el acompañamiento clínico. En ese camino descubrí mi interés por el cuerpo y me certifique como Terapeuta Craneosacral por el Instituto […]

Mujeres y liderazgo: Barreras psicológicas

Mujeres y liderazgo: Barreras psicológicas

Las barreras psicológicas que enfrentan las mujeres en el camino hacia el liderazgo son tan variadas como profundas, arraigadas en estereotipos de género.

Tendencias emergentes en la terapia y sus consideraciones

Tendencias emergentes en la terapia y sus consideraciones

Con el tiempo, aparecen nuevas tendencias emergentes en la terapia, que buscan formas innovadoras de ayudar a las personas a sentirse mejor

1 2 3 120

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *