Ansiedad nerviosa y tics ¿Por qué me siento así?

ansiedadnerviosa

La ansiedad nerviosa, conocida ahora como trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es una respuesta de nuestro cuerpo a demasiado estrés, sin embargo, la ansiedad nerviosa crónica, puede tener graves consecuencias en la salud física.

En este artículo hablaremos de lo que es, sus causas, síntomas y qué hacer con ella para sentirte mejor

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

¿Qué es la ansiedad nerviosa?

La ansiedad es una emoción caracterizada por sentimientos de tensión, pensamientos de preocupación y cambios físicos como aumento de la presión arterial.

Ansiedad nerviosa y sistema nervioso

Es posible que hayas oído hablar de la frase «lucha o huida» en relación con la ansiedad, pero para comprender lo que realmente significa, debemos comenzar desde el principio. 

Desde nuestros días de cazadores-recolectores, los humanos siempre hemos tenido un sistema incorporado de detección de amenazas para ayudarnos a mantenernos con vida. 

Si un depredador se nos acercara, tendríamos que reaccionar muy rápido, tan rápido que tendríamos que hacerlo sin pensar. 

Entonces, desarrollamos un sistema para poner nuestro cuerpo en modo de lucha o huida tan pronto como uno de nuestros sentidos detecta un peligro.

El cuerpo está formado por una enorme y complicada red de nervios, organizados en Sistemas Nerviosos (SN). Cuando se activa nuestra respuesta de lucha o huida, esto activa el Sistema Nervioso Simpático, o SNS, en el cuerpo. 

Por ejemplo, si por el rabillo del ojo ves algún movimiento en la distancia que podría ser un animal que viene a cazarte, tu SNS se activaría y el cuerpo comenzaría a producir los químicos llamados hormonas. Ciertas hormonas, como la adrenalina y el cortisol, nos hacen más rápidos y fuertes durante un período de tiempo muy corto. 

La presencia de una amenaza potencial en el entorno puede desencadenar un cambio al SNS que luego puede liberar las hormonas del estrés necesarias en el torrente sanguíneo sin que tengas que pensar conscientemente «Estoy en peligro… Necesito adrenalina”. 

ansiedadnerviosasistemanervioso

Este sofisticado mecanismo nos permitió reaccionar lo más rápido posible y, por lo tanto, aumentar nuestras posibilidades de mantenernos con vida, huyendo o atacando la amenaza. 

Si cuando tu cerebro consciente se dio cuenta, reconoció que el movimiento que vio era solo un árbol que se movía con el viento, bueno, no pasa nada, es mejor prevenir que curar, y tus niveles de adrenalina volverían a bajar en breve.

Cuando estás relajado y no detectas ninguna amenaza, el Sistema Nervioso Parasimpático (SNP) del cuerpo recupera el control. Este Sistema Nervioso es lo opuesto al SNS y a menudo se lo conoce como nuestro modo de «descanso y digestión», ya que es cuando podemos relajarnos, dormir y comer.

Este método del “peor de los casos” para identificar y prepararse para las amenazas nos sirvió muy bien y permitió que la raza humana sobreviviera.

¿A qué se debe la ansiedad nerviosa?

Actualmente, la mayoría de nosotros ya no nos encontramos con muchos depredadores salvajes, pero nuestros sistemas nerviosos todavía están muy activos. 

Cuando nuestro sistema nervioso parasimpático está bajo control, podemos dormir bien, relajarnos, socializar con amigos y nuestro cuerpo puede funcionar de manera saludable. Pero si nos encontramos con un peligro, el sistema nervioso simpático aún se hará cargo. 

Nuestro SNS también podría activarse cuando estamos extremadamente preocupados, discutiendo con nuestros seres queridos o estresados ​​en el trabajo. 

La reacción del cuerpo al estar en modo de lucha o huida puede incluir:

  • mareos o desmayos
  • incapacidad para disminuir la frecuencia cardíaca
  • frecuencia cardíaca anormalmente rápida
  • problemas digestivos
  • falta de respuesta pupilar o problemas visuales, p. ej. borrosidad
  • sudoración anormal (ya sea sudoración excesiva o sudoración insuficiente)
  • …y mucho más. 

El estrés de una amenaza percibida, como hablar en público, no nos va a matar, pero el cuerpo reacciona como si lo fuera.

En las personas con trastornos de ansiedad, el sistema nervioso simpático se hace cargo cuando deberíamos estar relajados, diciéndonos que debemos prepararnos para el peligro. Esto lo pone en alerta máxima y puede hacer que se sienta nervioso.

Causas de la ansiedad nerviosa

No está del todo claro cuáles son las causas de los trastornos de ansiedad. Ciertas experiencias de vida, como acontecimientos traumáticos, parecen provocar los trastornos de ansiedad en personas que ya son propensas a la ansiedad. Los rasgos heredados también pueden ser un factor.

Causas médicas

Para algunas personas, la ansiedad puede estar relacionada con un problema de salud oculto. En algunos casos, los signos y síntomas de ansiedad son los primeros indicadores de una enfermedad.

Si el médico sospecha que la ansiedad que tienes puede tener una causa médica, quizás te indique análisis para buscar los signos del problema.

Algunos ejemplos de problemas médicos que pueden estar relacionados con la ansiedad incluyen los siguientes:

  • Enfermedad cardíaca
  • Diabetes
  • Problemas de tiroides, como el hipertiroidismo
  • Trastornos respiratorios, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o el asma
  • Uso inadecuado de sustancias o abstinencia
  • Abstinencia de alcohol, de medicamentos contra la ansiedad (benzodiazepinas) o de otros medicamentos
  • Dolor crónico o síndrome de intestino irritable
  • Tumores poco frecuentes que producen hormonas de reacción de “lucha o huida”

En ocasiones, la ansiedad puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos.

Es posible que la ansiedad que te aqueja esté causada por una enfermedad oculta en los siguientes casos:

  • Si no tienes parientes consanguíneos (como padres o hermanos) que tengan trastornos de ansiedad
  • Si no tuviste un trastorno de ansiedad en la infancia
  • Si no evitas ciertas cosas o situaciones a causa de la ansiedad
  • Si la ansiedad se presenta de forma repentina sin estar relacionada con los eventos de la vida o si no tienes antecedentes de ansiedad

Síntomas de ansiedad nerviosa

ansiedadnerviosasintomas

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Tener problemas para conciliar el sueño
  • Padecer problemas gastrointestinales (GI)
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

Tics nerviosos por ansiedad

Los tics nerviosos son movimientos o sonidos involuntarios, no rítmicos y repetitivos que ocurren en ráfagas repentinas. 

ansiedadnerviosaticsnerviosos

Como vimos, la ansiedad desencadena la liberación de neurotransmisores o sustancias químicas utilizadas por el cuerpo para enviar mensajes a los músculos. Cuando experimentas ansiedad, la liberación de estos químicos desencadena el movimiento muscular a pesar de que no es necesario.

Como resultado, sus músculos se mueven o contraen. 

Tipos de tics nerviosos

Hay dos tipos de tics nerviosos: simples y complejos.

Los tics simples duran solo unos segundos con pocos músculos involucrados. Algunos ejemplos incluyen:

  • Sacudidas en el cuello
  • Parpadeo de ojos
  • Muecas faciales
  • Limpieza de garganta
  • Esnifar
  • Gruñidos

Los tics complejos duran más y comprometen múltiples músculos.

Los tics motores complejos incluyen:

  • Movimientos de la mano
  • Agacharse
  • Saltar
  • Oler repetidamente un objeto
  • Tocar un objeto repetidamente

Los tics vocales complejos incluyen:

  • Discurso repetido (palilalia)
  • Repetir el discurso de otra persona (ecolalia)
  • Pronunciar palabras obscenas (coprolalia)
  • Pronunciar oraciones o palabras completas

Cómo curar la ansiedad nerviosa

La ansiedad nerviosa no es curable, pero hay formas de evitar que se convierta en un gran problema.

Obtener el tratamiento adecuado para tu ansiedad nerviosa, te ayudará a reducir tus preocupaciones fuera de control para que puedas continuar con tu vida.

Pedir ayuda

Muchas personas que sufren de ansiedad son grandes triunfadores que quieren resolver sus propios problemas. Esto puede hacer que sea difícil pedir ayuda. Pero la ansiedad es una enfermedad médica, y muchas veces es necesario contratar a un profesional.

Un enfoque de dos puntas

Los médicos generalmente comienzan con dos herramientas poderosas para combatir la ansiedad: la psicoterapia (o terapia de conversación) y la medicación. 

Para algunas personas, la terapia es lo que se necesita. Para otros, se necesita medicación. Y para muchos, una combinación de los dos es el camino correcto a seguir.

  • Psicoterapia: Comenzar la terapia con un psiquiatra, psicólogo o consejero es un primer paso sólido para hacerte cargo de tu ansiedad. Estos especialistas están capacitados para usar una variedad de métodos, que incluyen conversaciones individuales, tareas y ejercicios, para ayudarte a ser más consciente y manejar mejor tus emociones. 

    La terapia cognitiva conductual (TCC) es un enfoque popular que puede ser particularmente efectivo para la ansiedad.

    En el Centro Integral de Psicología, contamos con Terapia para la Ansiedad, y podemos ayudarte con ello.
  • Medicamentos recetados: a veces se necesitan medicamentos para controlar la ansiedad. Estos son más efectivos cuando los toma todos los días para prevenir la ansiedad, aunque a veces un médico puede indicarle que los tome según sea necesario.

Vea a continuación algunas técnicas rápidas y fáciles que puede hacer para ayudar a que su sistema nervioso parasimpático vuelva a estar en línea. Estas a menudo se denominan técnicas de conexión a tierra, ya que lo alientan a reconocer que no está en peligro y se siente conectado a tierra. Pueden requerir algo de práctica si no está acostumbrado a interrumpir sus pensamientos ansiosos, así que sea paciente consigo mismo y no se dé por vencido si le resulta difícil concentrarse las primeras veces.

Técnicas rápidas para lidiar con la ansiedad nerviosa

Tono vagal

  1. Localiza tu pulso
  2. Toma una respiración profunda en espera durante 3 segundos
  3. Notando el corazón más rápido en la respiración
  4. Exhalando y sosteniendo durante 3 segundos
  5. Notar una disminución de la frecuencia cardíaca al exhalar


Monología externa

  1. Comienza expresando tus palabras verbalmente
  2. Inclina la cabeza o cierra los ojos
  3. Habla suave y despacio tratando de calmar el ritmo de tus pensamientos
  4. Habla en voz alta de cualquier cosa, no tiene por qué ser importante
  5. Mantén tu atención en controlar el tono y ritmo de tus palabras.

Suavizar ojos

  1. Cierra los ojos y apriétalos muy bien
  2. Relaja lentamente los músculos alrededor de tu cara manteniendo los ojos cerrados.
  3. Cuando te sientas cómodo abre los ojos
  4. Prueba y comienza la producción de saliva.

Técnica 5 4 3 2 1

  1. Reconoce 5 cosas que puedes ver a tu alrededor
  2. Reconoce 4 cosas que puedes sentir a tu alrededor
  3. Reconoce 3 cosas que puedes escuchar a tu alrededor
  4. Reconoce 2 cosas que puedes oler a tu alrededor
  5. Reconoce 1 cosa que puedas saborear

Distracción de atención plena

  1. Elige un color (posiblemente tu favorito)
  2. ¿Cuántos tonos diferentes de ese color puedes ver a tu alrededor?
  3. Además del ejercicio, ¿cuándo fue la última vez que recuerdas haber visto ese color?
  4. Si todavía te sientes estresado, elige otro color.

Mediación de atención plena

  1. Encuentra un lugar tranquilo donde nadie te moleste
  2. Ponte en posición. Puedes intentar sentarte con las piernas cruzadas o erguido en una silla
  3. Concéntrate en tus respiraciones, respira durante 3 segundos y sostén el aire durante 3 segundos
  4. Regresa tus pensamientos a la respiración cuando te distraigas.
  5. Comprométete con los primeros 5 minutos de atención plena

Distracción física

  1. Tómate un momento para sentir tus pies en el suelo.
  2. Elige tres partes de tu cuerpo para mover, comenzando desde la parte inferior del cuerpo hacia arriba
  3. Mueve cada parte durante 30 segundos
  4. Si todavía te sientes estresado, si puedes, sostén y aprieta un cubito de hielo (no continúes sosteniendo si le causa dolor)

REFERENCIAS

HealthMatch. 10 de mayo de 2022. Understanding The Background Of Tics — Is Anxiety Involved? Extraído el 13 de julio de 2022. Recuperado de https://healthmatch.io/anxiety/what-are-anxiety-tics

Mayo Clinic. Anxiety Disorders. Extraído el 15 de julio de 2022. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/anxiety/symptoms-causes/syc-20350961

Polly and Logan, 28 de abril del 2022. Anxiety and the Nervous System: What’s going on inside my body? Extraído el 15 de julio de 2022. Recuperado de https://firststepsed.co.uk/anxiety-and-the-nervous-system-whats-going-on-inside-my-body/

American Psychological Association. Anxiety. Extraído el 15 de julio de 2022. Recuperado de https://www.apa.org/topics/anxiety

Kerry R. McGee, 7 de mayo de 2020. Is There a Cure for Anxiety? Extraído el 15 de julio de 2022. Recuperado de https://www.goodrx.com/conditions/generalized-anxiety-disorder/cure

En este artículo:

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.