¿Qué decirle a una persona que se siente mal?

Si estás preocupadx por el bienestar de una persona que amas y no sabes qué decirle, es importante cómo ayudar a una persona con depresión, ansiedad o que se está comportando de una forma inusual.

No necesitas ser psicólogo ¡Tú puedes ayudarle! Solo sigue esta guía:

1. ¿Cuándo ofrecer tu ayuda?

Todos experimentamos problemas emocionales de diferentes formas. Si notas algún cambio en las siguientes conductas, tal vez sea importante intervenir:

Se enoja o Irrita fácilmente

Se preocupa más de la cuenta

Se ve triste

Se ve tensx o estresadx

Se muestra ansiosx o inquieto

Duerme menos

Come menos

Usa excesivamente drogas o alcohol

Come más

Duerme más

Se aislamila

Muestra desesperanza o negatividad

Se pone en peligro

Se lastima a propósito

Muestra indiferencia a todo

2. ¿Cómo aproximarte?

A veces hablar sobre sentimientos es algo complicado. Prueba una de estas líneas para comenzar la conversación:

"Tal vez soy yo, pero me preguntaba si estás bien"
"He notado que has estado triste últimamente. ¿Qué pasa?"
"Oye, no hemos hablado en mucho tiempo. ¿Cómo estás?"
"Sé que estás pasando por un momento complicado. Estoy aquí para ti."
Parece que no has sido tú mismo/a últimamente. ¿Todo bien?"
"No importa por lo que estés pasando, quiero decirte que yo te apoyo."
"Esto es incómodo pero me gustaría saber si realmente estás bien."
"No te he escuchado/visto reír en un rato. ¿Está todo bien?"
Previous
Next

3. ¿Cómo hablar?

Es difícil saber qué decir cuando alguien parece tener depresión, ansiedad u otro problema. Estos consejos te facilitarán el hablar sobre salud mental. No necesitas ser un experto en manejar las emociones, solo mantente abierto/a a conversar

 

  1. Relájate

    No te estreses, piensa que es una charla para conectar, no una terapia.

  2. Escucha

    Permite que él/ella sea quien hable.

  3. No seas terapeuta

    Evita ofrecer consejos o tratar de resolver sus problemas.

  4. Reconforta

    Hazle saber que está bien sentirse mal.

  5. Muestra tu apertura

    Dile que estás para hablar. Sé el amigo/a en quien pueden contar

  6. Haz preguntas abiertas

    Haz tus preguntas con “qué”, “cómo”, “cuándo”, “dónde”, “por qué”. Ayúdales a hablar en lugar de hacer que respondan “sí” y “no”

  7. Dale su espacio

    Permítele abrirse a su propio ritmo

  8. No presiones

    No forces una respuesta ni a decir algo que no están listos

  9. Indaga sus soluciones hasta ahora

    Pregúntale si ha visto a un médico, si se lo ha contado a alguien, si alguien le está ayudando en este momento

  10. Ofrece una ayuda pero no se la impongas

    Motívalo/a a hablar con un experto

  11. Dale confianza

    Asegúrale que tú no lo/a vas a juzgar

  12. Tranquiliza

    Hazle saber que esto no cambiará cómo te sientes por él/ella

4. ¿Qué hacer después?

¡Felicidades! No importa si no haya salido como lo pensabas, lo importante es que estás haciendo una conexión. Continúa el trabajo con estos consejos:

 

No te rindas

Tal vez el primer intento no te fue tan bien o tal vez simplemente no estaba listo/a para hablar.

Muéstrale que estás ahí para él/ella.

Mantente disponible y sigue en contacto.

Continúa apoyando

Incluso si no acepta, es importante que sigas ofreciendo tu ayuda. El rechazo probablemente no sea contra ti. Deja que sepa que estás ahí para ayudar

Busca ayuda externa

No tienes que hacerlo solo/a. Si necesitas hablar con alguien, eso está bien. No tengas miedo a pedir ayuda de un amigo, un familiar, un psicólogo o alguien en quien confíes

Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.