fbpx

Deja de cargar todo el peso, pide ayuda

¿Usas frases como “Este es mi problema, yo lo resuelvo”, “Yo debo de poder” y “no quiero molestar a nadie con mis problemas”? Estas son algunas justificaciones que utilizamos cuando nos resistimos a pedir ayuda.

Hoy voy a enseñarte 1 cambio para que dejes de intentar resolver todo tú solo, cuando podrías solucionar tus problemas fácilmente con ayuda de alguien más.

Debo decirte que la principal razón por la que no pides ayuda es por miedo. Temes que te digan que no o que se burlen de ti. Créeme, lo sé porque yo también lo pensé infinidad de veces. Sin embargo, estas ideas son completamente falsas.

Hay más personas dispuestas a ayudarte de las que te imaginas.

Pedir ayuda no te hace débil ni vulnerable. Lo único que tienes que hacer es seguir 3 sencillos pasos:
1. Describe qué quieres hacer,
2. Explica por qué es importante y
3. Menciona cómo esa persona puede ayudarte.

Sigue estos pasos y verás que las personas que realmente te quieren estarán ahí para brindarte su ayuda cuando lo necesites.

¿Quieres conocer más ejercicios para superar la depresión?

Inscríbete en el Curso para Combatir la Depresión.

WhatsApp chat