Duelo infantil: ayudar a un niño en duelo

dueloinfantil

El duelo infantil puede ser muy distinto del duelo en los adultos, y lidiar con el duelo de un niño mientras el adulto está en duelo también complica más la situación. Sin embargo, te proporcionamos algunos consejos de lo que puede hacer para lidiar con el duelo del pequeño.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

Duelo infantil

El duelo en los niños es complicado porque es posible que los niños más pequeños no entiendan el concepto de muerte y su permanencia. Un niño puede creer que la muerte es temporal, particularmente porque muchas caricaturas muestran a un personaje herido de muerte y luego volviendo a la vida.

En consecuencia, los niños más pequeños a menudo extrañan a un ser querido en pequeños momentos y pueden estar tristes por unos minutos de vez en cuando. 

Pero debido a que tienen problemas para comprender que la muerte es permanente, no comprenderán completamente lo que la pérdida realmente significará para sus vidas.

El duelo infantil

Cuando un adulto se aflige, parece estar siempre presente, incluso en los momentos de felicidad. Los niños, sin embargo, a menudo parecen estar bien en un momento, solo para enfadarse mucho al siguiente, porque sus cerebros parecen no poder lidiar con la tristeza durante largos períodos de tiempo.

Pueden seguir esperando que la persona fallecida aparezca en cualquier momento. Esta negación es normal por un tiempo, pero con el tiempo, la realidad de la pérdida debería comenzar a asimilarse, especialmente con los niños mayores. 

Tratamiento para el duelo infantil

No es fácil para un adulto lidiar con su propio duelo y ayudar a un niño con su duelo. Pero es importante ayudar a los niños a aprender a sobrellevar la situación. Aquí hay algunas estrategias que puede usar para ayudar a su hijo a lidiar con el duelo.

Se honesto

Usar eufemismos, como “lo perdimos” o “ahora está durmiendo”, puede confundir y asustar a un pequeño. Es importante que los niños entiendan que la persona no solo está dormida o perdida, sino que su cuerpo dejó de funcionar y no volverá. Por supuesto, los detalles espantosos no son necesarios, pero debes asegurarte de decir la verdad.

reconocer la pérdida

Depende de usted decidir si es apropiado que su hijo asista al funeral. Pero, si su hijo tiene miedo de ir, no lo obligue a hacerlo. Puede encontrar otras formas de reconocer la pérdida de su hijo. Escríbale una carta al ser querido, celebre su propia celebración privada de la vida, encienda una vela o cree un álbum de recortes en casa.

Se paciente

El duelo de un niño entra y sale, y para un adulto, puede parecer que está pensando en la pérdida después de que pensó que había seguido adelante. Es crucial ser paciente y responder de manera similar con consuelo y verdad cada vez que regresan a un momento de dolor.

Hable con los cuidadores

Los maestros, en particular, deben estar al tanto de lo que sucede con la familia. Necesitan saber información sobre la muerte, a quién acudir si ven signos de angustia y una forma adecuada de apoyar al niño si está pasando por un momento emotivo.

Cuídate

Su hijo lo mirará para ver cómo lidiar con sus sentimientos, por lo que es importante asegurarse de que se esté cuidando a sí mismo. Hable sobre sus sentimientos abiertamente, pero tenga cuidado de no agobiar a su hijo con demasiados problemas de adultos. Puede ser útil para usted hablar con un consejero de duelo o asistir a un grupo de apoyo de duelo para ayudarlo a cuidar sus emociones.

Cuentos infantiles para superar el duelo

Su hijo puede beneficiarse al leer historias sobre pérdidas, muerte y duelo. Aquí te compartimos 3 cuentos imprescindibles para hablar de la muerte con los niños, de acuerdo a su edad.

«Siempre», Ana Galan y Marta Sedano, ed. Bruño (+3 años): 

Un cuento sencillo, cálido y muy reconfortante. Ideal cuando los niños temen la muerte de algún ser querido y necesitan nuestra comprensión y apoyo para normalizar sus emociones

«Soy la muerte», Elisabeth Hellando Larsen y Marine Schneider, ed. Barbara Fiore editoria (+5-6 años): 

Este cuento nos muestra la muerte tal y como es, sin tapujos, porque si bien la muerte suele «buscar a quien tiene arrugas y ha vivido más», a veces también se lleva de la mano a quienes han sufrido un accidente o una tragedia, o se reúne con gente más joven, con niños o incluso «con los que están en la tripa y no han nacido todavía».

«Para siempre», Camino García, Marco Recuero, ed. La fábrica de libros (+7-8 años):

Un cuento de inspiración Montessori que con extrema delicadeza nos presenta la muerte como parte inherente de la vida, como un hecho natural que debemos aprender a aceptar y que, como padres, es importante que no maquillemos o escondamos a los niños.

REFERENCIAS

Amy Morin, 25 de julio de 2022. Signs of Grief in Children and How to Help Them Cope. Extraído el 21 de agosto de 2022. Recuperado de https://www.verywellfamily.com/signs-of-grief-in-children-and-how-to-help-them-cope-4174245

Judith, 25 de octubre de 2017. 3 cuentos imprescindibles para hablar de la muerte con los niños. Extraído el 21 de agosto de 2022. Recuperado de http://www.clubpequeslectores.com/2017/10/cuentos-imprescindibles-hablar-muerte.html

En este artículo:

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.