Hiperventilación por ansiedad ¿Cómo se relacionan?

hiperventilación por ansiedad

La hiperventilación por ansiedad es en realidad bastante común. La hiperventilación y la ansiedad están estrechamente asociadas y pueden ser muy erráticas.

Sin embargo, no todos relacionan los síntomas respiratorios con problemas de ansiedad. La mayoría de las personas pueden pensar que están sufriendo de asma cuando esto ocurre.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

¿Qué es la hiperventilación?

La hiperventilación se traduce literalmente como «respiración excesiva». Contrariamente a la creencia popular, y contrariamente a la forma en que te hace sentir, no es el acto de tomar muy poco aire. 

En cambio, la hiperventilación es el acto de exhalar dióxido de carbono demasiado rápido, lo que provoca que ingrese demasiado oxígeno a los pulmones y un desequilibrio de los dos dentro del torrente sanguíneo.

Hiperventilación y ansiedad: ¿cómo se relacionan?

Los ataques de ansiedad a menudo conducen a síntomas físicos intensos. Lo que quizás no sabes es que esos síntomas físicos fueron causados ​​en gran parte por la hiperventilación, que es una de las respuestas que tiene su cuerpo durante un ataque de ansiedad.

Si bien la ansiedad es la culpable de la hiperventilación, la hiperventilación es la culpable de muchos de los otros síntomas angustiantes asociados con la ansiedad.

La ansiedad puede causar y exacerbar la dificultad para respirar. Los síntomas de ansiedad pueden incluir sensación de falta de aire, hambre de aire y sensación de asfixia. A su vez, sentir que le falta el aire también puede aumentar su ansiedad.

¿Estoy hiperventilando?

La hiperventilación puede ocurrir de muchas maneras diferentes:

Respirar demasiado rápido

Respirar demasiado rápido es la forma más común de hiperventilar, y esto es muy común en el caso de la ansiedad. 

Durante los períodos de intensa ansiedad, el cuerpo entra en un estado de lucha o huida, cuando el cerebro le indica al cuerpo que el peligro está en marcha. 

Cuando esto sucede, automáticamente comienzas a respirar rápidamente, ya que esto oxigena tu sangre y prepara tu cuerpo para responder a una amenaza luchando o huyendo. 

Si la amenaza que ha desencadenado su respuesta de lucha o huida (ya sea real o imaginaria) persiste, es probable que continúe hiperventilando hasta que comience a experimentar otros síntomas físicos desagradables.

Pensar en la respiración

Muchas personas con ataques de pánico tienden a pensar activamente en su propia respiración. Desafortunadamente, esto también puede conducir a la hiperventilación, porque hace que su cuerpo esencialmente respire más de lo que necesitaba anteriormente. 

Al monitorear conscientemente su respiración, que de otro modo ocurriría de manera natural y espontánea, puede alterar involuntariamente el ritmo de su respiración, lo que podría provocar hiperventilación.

Respiraciones profundas innecesarias

Finalmente, otra forma de hiperventilar es tomar varias respiraciones innecesariamente profundas y rápidas. Si tiende a bostezar cuando está nervioso o intenta respirar hasta que su pecho se expande cuando su cuerpo no lo pide, eso también puede provocar hiperventilación, especialmente si también está inhalando demasiado rápido.

Cómo funciona la respiración

Partes del sistema respiratorio

  • Nariz y cavidad nasal
  • senos paranasales
  • Boca
  • garganta (faringe)
  • Caja de voz (laringe)
  • Tráquea (tráquea)
  • Diafragma
  • Pulmones
  • Tubos bronquiales/bronquios
  • Bronquiolos
  • Sacos de aire (alvéolos)
  • capilares
sistema respiratorio hiperventilación y ansiedad

¿Cómo respiramos?

La respiración comienza cuando inhala aire por la nariz o la  boca. Viaja por la parte posterior de la garganta hasta la tráquea, que se divide en conductos de aire llamados bronquios.

Para que sus  pulmones funcionen al máximo, estas vías respiratorias deben estar abiertas. Deben estar libres de  inflamación  o hinchazón y mucosidad adicional.

A medida que los bronquios pasan a través de los pulmones, se dividen en conductos de aire más pequeños llamados bronquiolos. Los bronquiolos terminan en pequeños sacos de aire con forma de globo llamados alvéolos. 

Los alvéolos están rodeados por una malla de diminutos vasos sanguíneos llamados capilares. Aquí, el oxígeno del aire inhalado pasa a la  sangre.

Después de absorber oxígeno, la sangre va al  corazón. Luego, el corazón lo bombea a través del cuerpo hacia las células de los tejidos y órganos.

A medida que las células usan el oxígeno, producen dióxido de carbono que pasa a la sangre. Luego, su sangre lleva el dióxido de carbono de regreso a sus pulmones, donde se elimina de tu cuerpo cuando exhalas.

Inhalación y Exhalación

La inhalación y la exhalación son la forma en que su cuerpo ingresa oxígeno y elimina el dióxido de carbono. El proceso recibe ayuda de un gran músculo en forma de cúpula debajo de los pulmones llamado diafragma.

Cuando inhalas, el diafragma tira hacia abajo, creando un vacío que provoca una ráfaga de aire en los pulmones.

Lo contrario sucede con la exhalación: el diafragma se relaja hacia arriba, presionando los pulmones y permitiéndoles desinflarse.

Hiperventilación por ansiedad ¿qué síntomas presenta?

La hiperventilación no es peligrosa. Pero causa síntomas que imitan trastornos graves. La hiperventilación hace que bajen los niveles de dióxido de carbono en el torrente sanguíneo. 

Este desequilibrio hace que los vasos sanguíneos se contraigan. Todo esto conduce a una serie de problemas que las personas con ataques de ansiedad encontrarán muy familiares, que incluyen:

  • Latidos rápidos.
  • Dolores en el pecho.
  • Aturdimiento/sensación de desmayo.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para respirar
  • Extremidades débiles u hormigueantes.

Por sí solos, estos síntomas ya causarían una incomodidad significativa. Cuando se combinan con la ansiedad, estos síntomas a menudo conducen a ataques de ansiedad severos, temores de salud y más.

Cómo controlar la hiperventilación

Métodos de respiración

  • Respira con los labios fruncidos, como si estuvieras silbando. O pellizca una fosa nasal y respira por la nariz. Es más difícil hiperventilar por la nariz o con los labios fruncidos porque no puedes mover tanto aire.
  • Reduce la velocidad de tu respiración a 1 respiración cada 5 segundos, o lo suficientemente lenta como para que los síntomas desaparezcan gradualmente.
  • Intenta respirar con el vientre. Esto llena sus pulmones por completo, disminuye tu ritmo respiratorio y te ayuda a relajarte.
    • Coloca una mano sobre tu vientre justo debajo de las costillas. Coloca la otra mano sobre tu pecho. Puedes hacer esto mientras estás de pie, pero puede ser más cómodo mientras estás acostado en el piso con las rodillas dobladas.
    • Toma una respiración profunda por la nariz. Mientras inhalas, deja que tu vientre empuje tu mano hacia afuera. Mantén tu pecho quieto.
    • Mientras exhalas con los labios fruncidos, siente cómo baja la mano. Usa la mano en tu vientre para ayudarte a expulsar todo el aire. Tómate tu tiempo para exhalar.
    • Repite estos pasos de 3 a 10 veces. Tómate tu tiempo con cada respiración.

REFERENCIAS

Micah Abraham, 10 de octubre de 2020. Hyperventilation: *The* Anxiety Attack Symptom. Extraído el 28 de agosto de 2022. Recuperado de https://www.calmclinic.com/anxiety/symptoms/hyperventilation

Katharina Star, 31 de marzo de 2021. Why Panic Attacks Cause Shortness of Breath. Extraído el 28 de agosto de 2022. Recuperado de https://www.verywellmind.com/shortness-of-breath-2584249

Healthwise, 1 de julio de 2021. Hyperventilation: Care Instructions. Extraído el 28 de agosto de 2022. Recuperado de https://myhealth.alberta.ca/Health/aftercareinformation/pages/conditions.aspx?hwid=ut2508

Melinda Ratini, 25 de noviembre de 2021. Respiratory System. Extraído el 28 de agosto de 2022. Recuperado de https://www.webmd.com/lung/how-we-breathe



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis

En este artículo:

Notas Relacionadas

Adversidad: Cómo Fortalecer tu Resiliencia

Adversidad: Cómo Fortalecer tu Resiliencia

La adversidad es uno de los elementos básicos de la vida: es imposible evitarla. Te decimos como fortalecer tu resiliencia ante esta.

Los 9 beneficios de tener una Amistad Verdadera

Los 9 beneficios de tener una Amistad Verdadera

Pasar tiempo con los amigos no sólo es divertido, sino que además aporta multitud de beneficios para la salud física y emocional a largo plazo.

Terapia de aceptación y compromiso para ansiedad

Terapia de aceptación y compromiso para ansiedad

La terapia de aceptación y compromiso se basa en la aceptación que se centra en disminuir la función reguladora de la conducta de la ansiedad.

1 2 3 47

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis
close-link
Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.