¿La ansiedad y los nervios producen gases?

Los nervios producen gases

Tal vez estás familiarizado con algunos síntomas que se presentan con los nervios relacionados con la ansiedad, pero tal vez no sabías que los nervios producen gases.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

Los nervios producen gases o los gases producen nervios?

Intolerancias alimentarias, problemas de digestión: todos estos pueden causar problemas de gases y ciertamente no se pueden descartar sin un médico. Pero la ansiedad también tiende a provocar sus propios problemas gastrointestinales, incluidos los gases.

La ansiedad no solo puede causar problemas de gases e hinchazón, sino que los problemas de gases en sí mismos pueden provocar otros síntomas que en realidad pueden aumentar la ansiedad. 

Esto puede crear un círculo vicioso de ansiedad y gases. Si bien tener gases generalmente no es motivo de preocupación, reconocer la causa de los problemas de gases es importante en términos de aprender formas de intervenir en el problema.

Por qué los nervios producen gases

Diferentes tipos de ansiedad pueden contribuir a diferentes tipos de gases, o al grado en que los gases te afectan. Si bien es posible que no haya una forma concreta de identificar la causa exacta del gas en relación con la ansiedad sin exámenes médicos, existen algunos factores contribuyentes comunes. 

Deglución de aire 

Durante los ataques de ansiedad, no es raro tragar cantidades excesivas de aire. Esto a menudo ocurre sin querer, ya que durante un ataque de pánico los patrones de respiración de la mayoría de las personas cambian significativamente (es decir, respiran más rápido). 

Una vez que el aire está dentro de tu cuerpo, puede causar presión que debe liberarse, lo que resulta en gas. 

los nervios producen gases

Liberación de oxígeno 

De manera similar, aquellos que tienen ansiedad y ataques de pánico tienen más probabilidades de experimentar hiperventilación. 

La hiperventilación es cuando hay demasiado oxígeno en la sangre. Eventualmente, ese oxígeno debe disiparse y el resultado puede ser gas. Esencialmente, la hiperventilación es respirar en exceso: respirar muy rápida y profundamente. 

La hiperventilación puede provocar sensación de desvanecimiento, mareos, dolor en el pecho, boca seca o incluso eructos. La hiperventilación puede dejar a alguien sin aliento. 

Problemas de digestión 

El tracto digestivo es extremadamente sensible a cualquier cambio y/o estrés. Obviamente, la ansiedad puede conducir a un aumento del estrés, lo que afecta el sistema gastrointestinal. 

En términos de todo el sistema gastrointestinal y la ansiedad, los síntomas a menudo se sienten primero en el estómago. El estrés (resultante de la ansiedad) puede evitar que el cuerpo de una persona procese los alimentos de manera eficiente, a menudo pasándolos a través del sistema con demasiada lentitud. 

Esto puede causar que las bacterias en su cuerpo se acumulen y produzcan un exceso de gases e hinchazón. Esta es la razón por la que el síndrome del intestino irritable también suele estar relacionado o agravado por la ansiedad.

Los nervios producen gases, pero el gas puede causar ansiedad

Si bien los síntomas de ansiedad (cambios en la respiración, estrés en el sistema gastrointestinal) pueden causar gases, lo contrario también puede ser cierto, ya que los gases pueden causar ansiedad, especialmente aquellos que ya son propensos a tenerlos. 

Cantidades significativas de gas pueden causar dolor físico, y si la persona que experimenta el gas no puede expulsar ese gas (a menudo debido a que está cerca de otras personas), se puede inducir ansiedad. 

Esto puede ser un círculo vicioso, en el que la ansiedad provoca gases y los gases contribuyen a aumentar la ansiedad. 

Cómo reducir los gases relacionados con los nervios

por que los nervios producen gases

Una vez que se acumula gas en el cuerpo de una persona, es necesario liberarlo. Esto significa encontrar un lugar donde esto se pueda hacer cómodamente a través de eructos o flatulencias. Una vez que sale el gas, los síntomas de ese gas (y la ansiedad experimentada como resultado de ese gas) deberían disminuir.

Las personas cuyo gas es causado por problemas de digestión pueden beneficiarse de comer comidas más saludables con menos ingredientes que causen gas. Los lácteos, por ejemplo, a menudo contribuyen al gas. 

Hablar con su médico acerca de las intolerancias alimentarias y los medicamentos contra los gases también es una opción. Además, podría ser útil descartar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) o reflujo ácido, que puede causar gases y otros síntomas de ansiedad. 

Si el gas se debe principalmente a la hiperventilación y la deglución de aire, podría ser útil aprender a reducir la respiración. Si nota que el ritmo de la respiración se acelera, pruebe estas técnicas:

  • Inhala lentamente, a una velocidad que dure 5 segundos.
  • Espera durante unos segundos.
  • Exhale lentamente, a una velocidad que dure unos 7 segundos.

Otras formas para controlas los gases producidos por ansiedad

Otras formas en que las personas han informado que controlan sus gases relacionados con la ansiedad incluyen:

  • Comer y beber despacio: tomarse más tiempo para masticar y tragar alimentos y bebidas automáticamente ayuda a tragar menos aire. Comer en momentos de menos estrés y permitir el tiempo adecuado para comer y disfrutar de una comida puede ayudar a controlar el ritmo de comer y beber.
  • Deje de fumar: si una persona es fumadora y experimenta gases relacionados con la ansiedad, dejar de fumar puede beneficiarla. Cuando una persona inhala humo, también inhala (y traga) aire. 
  • Omita el chicle y los caramelos duros: aquellos que mascan chicle y/o comen caramelos duros durante el día son mucho más propensos a tragar más aire que aquellos que no disfrutan de estas cosas. 
  • Evite las bebidas carbonatadas: las bebidas carbonatadas (es decir, refrescos, cerveza, etc.) liberan gas de dióxido de carbono, lo que aumenta directamente las posibilidades de tener gases e hinchazón. 
  • Revise las dentaduras postizas: si una persona tiene dentaduras postizas que no le quedan bien, es probable que esté tragando más aire. 

Hay muchos factores posibles que contribuyen a los gases relacionados con la ansiedad. Aborda cualquier cosa que pueda estar contribuyendo a los gases. También es importante aprender a controlar la ansiedad, ya que, en última instancia, esta es la causa subyacente y el principal factor que contribuye a los gases y la hinchazón de muchas personas.

REFERENCIAS

Micah Abraham, 12 de febrero de 2021. How Anxiety Can Make You Gassy. Extraído el 26 de julio de 2022. Recuperado de https://www.calmclinic.com/anxiety/symptoms/gas-problems



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis

En este artículo:

Notas Relacionadas

Abandono paterno | Efectos en las personas y como ayudar

Abandono paterno | Efectos en las personas y como ayudar

Cunado hablamos de abandono paterno, no sabemos las razones que hay de tras, lo que si sabemos es que puede o no haber efectos a a mediano, corto y largo plazo.

Aceptamos el amor que creemos merecer

Aceptamos el amor que creemos merecer

Quizá hay razones por las que obligas a seguir en esa relación. Tal vez piensas en que aceptamos el amor que creemos merecer o solo por no herir sentimientos.

Actitudes que terminarán con tu relación

Actitudes que terminarán con tu relación

La mayor amenaza para una relación surge cuando una o ambas personas toman actitudes que terminan con el amor. El distanciamiento y la rutina son solo unas.

1 2 3 34

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis
close-link
Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.