La procrastinación puede ser un problema emocional

La procrastinación es una práctica donde las personas retrasamos tareas para hacer otras menos importantes o simplemente evitarlas. Pero ¿por que lo hacemos?

¿Con qué frecuencia posponemos los trabajos para lograr una menor productividad? ¿Cuáles son las causas? aquí te decimos

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

¿Qué es la procrastinación ?

La procrastinación es el acto de posponer innecesariamente decisiones o acciones.

La procrastinación es un problema común, que afecta de forma crónica a alrededor del 20 % de los adultos y al 50 % de los estudiantes universitarios, y que puede provocar problemas como un peor rendimiento, oportunidades perdidas y mayor estrés.

Muchos procrastinadores son conscientes de su comportamiento y saben que es malo para ellos, pero siguen haciéndolo aunque quieran parar.

¿La procrastinación es una enfermedad mental?

La procrastinación en sí no es una enfermedad mental. Pero en algunos casos, puede ser un síntoma de una condición de salud mental subyacente, como depresión, TOC o TDAH

¿Qué nos lleva a procrastinar?

Uno de los mayores factores que contribuyen a la procrastinación es la noción de que tenemos que sentirnos inspirados o motivados para trabajar en una tarea en un momento determinado.

Los siguientes son algunos otros factores que causan la procrastinación.

Académica

Existen algunas distorsiones cognitivas importantes que conducen a la procrastinación académica. Los estudiantes tienden a:

  • Sobrestiman el tiempo que les queda para realizar las tareas
  • Sobreestimar cuán motivados estarán en el futuro
  • Subestimar cuánto tiempo llevará completar ciertas actividades
  • Asumir erróneamente que necesitan estar en el estado de ánimo adecuado para trabajar en un proyecto

TDAH
Muchos adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) luchan contra la procrastinación. Cuando los estímulos externos y los pensamientos internos lo distraen tanto, puede ser difícil comenzar una tarea, especialmente si esa tarea es difícil. o no te interesa.

Sesgo presente
El presente sesgo es un fenómeno observado en el comportamiento humano que puede resultar en la procrastinación.

El sesgo presente significa que tendemos a estar más motivados por la gratificación o las recompensas inmediatas que por las recompensas a largo plazo. Es por eso que se siente bien en el momento de procrastinar.

Depresión
La procrastinación también puede ser el resultado de la depresión. Los sentimientos de desesperanza, impotencia y falta de energía pueden hacer que sea difícil comenzar o terminar una tarea.

La depresión también puede generar dudas sobre uno mismo. Cuando no sabe cómo abordar un proyecto o se siente inseguro acerca de sus habilidades, es posible que le resulte más fácil posponerlo.

Consecuencias de procrastinar

La procrastinación puede tener un impacto serio en varias áreas de la vida, incluida la salud mental y el bienestar social, profesional y financiero de una persona:

Mayores niveles de estrés y enfermedad.
Mayor carga sobre las relaciones sociales.
Resentimiento de amigos, familiares, compañeros de trabajo y compañeros de estudios
Consecuencias de la morosidad en pagos

Como manejar la procrastinación

Comprender por qué procrastinas puede ayudarte a superar la procrastinación, ayudándote a identificar las técnicas anti-procrastinación más apropiadas para usar en tu situación particular.

Específicamente, para dejar de procrastinar, debes hacer lo siguiente:

  • Haga una lista de tareas pendientes: para ayudarlo a mantenerse al día, considere colocar una fecha de vencimiento al lado de cada elemento.
  • Tome pasos pequeños: divida los elementos de su lista en pasos pequeños y manejables para que sus tareas no parezcan tan abrumadoras.
  • Reconozca las señales de advertencia: preste atención a cualquier pensamiento de procrastinación y haga todo lo posible para resistir la tentación. Si comienza a pensar en posponer las cosas, oblíguese a dedicar unos minutos a trabajar en su tarea.
  • Elimine las distracciones: pregúntese qué atrae más su atención, ya sea Instagram, las actualizaciones de Facebook o las noticias locales, y apague esas fuentes de distracción.
  • Recompénsate: cuando termines un elemento de tu lista de tareas pendientes a tiempo, felicítate y recompénsate con algo que te resulte divertido.

Referencias

Beutel ME, Klein EM, Aufenanger S, et al. Procrastination, distress and life satisfaction across the age range – A German representative community studyPLoS One. 2016;11(2):e0148054. doi:10.1371/journal.pone.0148054

Altgassen M, Scheres A, Edel MA. Prospective memory (partially) mediates the link between ADHD symptoms and procrastinationAtten Defic Hyperact Disord. 2019;11(1):59-71. doi:10.1007/s12402-018-0273-x

Tuckman BW, Abry DA, Smith DR. (2008). Learning and Motivation Strategies: Your Guide to Success (2nd ed.). Upper Saddle River, NJ: Pearson Prentice Hall.

American Psychological Association. The first step to overcoming procrastination: Know thyself.

Svartdal F, Nemtcan E. Past negative consequences of unnecessary delay as a marker of procrastinationFront Psychol. 2022;13. doi:10.3389/fpsyg.2022.787337

En este artículo:

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.