La verdad detrás de los pretextos ¿por que ponemos excusas?

La verdad detrás de los pretextos ¿por que ponemos excusas

Es importante tener en cuenta que si bien los pretextos pueden cumplir ciertas funciones en el corto plazo, a largo plazo pueden limitar nuestro crecimiento personal, nuestras relaciones y nuestro éxito. Reconocer y abordar los pretextos nos permite asumir la responsabilidad, enfrentar desafíos y crecer como individuos.

Reconocer las consecuencias negativas de los pretextos y tomar medidas para superarlos. Esto implica asumir la responsabilidad de nuestras acciones, desarrollar una mayor autoconciencia y comprometernos con un enfoque más honesto y responsable hacia nosotros mismos y los demás.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

Definición y características de los pretextos

Los pretextos se refieren a justificaciones o argumentos que utilizamos para evitar o postergar responsabilidades, acciones o situaciones incómodas. Son excusas que damos a nosotros mismos o a los demás para explicar por qué no hemos cumplido con una tarea, no hemos asumido una responsabilidad o no hemos enfrentado una situación desafiante.

Algunas características comunes de los pretextos incluyen:

  • Racionalización: Los pretextos suelen involucrar una justificación lógica o aparentemente razonable para evitar asumir responsabilidades o enfrentar situaciones difíciles. Buscamos razones o explicaciones que nos permitan mantener nuestra imagen o evitar sentirnos incómodos.
  • Evitación de responsabilidad: Los pretextos nos ayudan a eludir la responsabilidad personal. Nos permiten transferir la culpa o la responsabilidad a factores externos, como otras personas, circunstancias o situaciones, en lugar de asumir la responsabilidad nosotros mismos.
  • Autoprotección: Los pretextos a menudo sirven como mecanismo de autoprotección para salvaguardar nuestra autoestima y evitar enfrentar nuestras propias limitaciones o fracasos. Nos protegemos de enfrentar la posibilidad de cometer errores o enfrentar consecuencias negativas.
  • Autoengaño: Los pretextos pueden estar vinculados al autoengaño, ya que nos permiten distorsionar la realidad o ignorar la verdad incómoda. Creamos una narrativa que nos convence de que nuestras excusas son válidas, incluso si en el fondo sabemos que no lo son.
  • Repetición de patrones: Los pretextos pueden convertirse en un patrón de comportamiento habitual, lo que significa que los utilizamos repetidamente para evitar enfrentar desafíos o responsabilidades. Esto puede conducir a una falta de crecimiento personal y a mantenernos estancados en situaciones no deseadas.

Funciones y propósitos de los pretextos

Los pretextos cumplen diversas funciones y propósitos en nuestra psicología y comportamiento.

Preservación de la autoestima: Los pretextos nos permiten proteger nuestra autoestima al evitar enfrentar situaciones que podrían poner en riesgo nuestra imagen o hacer que nos sintamos incompetentes. Al justificar nuestras acciones o inacciones, mantenemos una sensación de valía personal.

Evitación de situaciones incómodas: Nos proporcionan una excusa para no tener que lidiar con algo que nos produce malestar emocional, ansiedad o estrés.

Justificación de comportamientos inadecuados: Los pretextos pueden servir como una forma de justificar comportamientos inapropiados o irresponsables. Al dar una excusa o razón aparente, intentamos minimizar la culpabilidad o el juicio negativo que podríamos recibir.

Protección de la vulnerabilidad: Los pretextos nos permiten evitar mostrar nuestra vulnerabilidad o admitir nuestras limitaciones. Al inventar una excusa, nos protegemos de ser juzgados o criticados por nuestras deficiencias o debilidades.

Reducción del miedo al fracaso: Los pretextos pueden surgir como una forma de protegernos del miedo al fracaso. Al atribuir el fracaso a factores externos o circunstancias más allá de nuestro control, evitamos confrontar la posibilidad de que no hayamos sido lo suficientemente competentes o exitosos.

Mecanismos psicológicos subyacentes

Existen varios mecanismos psicológicos subyacentes que pueden estar involucrados en el uso de pretextos. Estos mecanismos nos ayudan a comprender por qué recurrimos a las excusas y justificaciones en determinadas situaciones.

  1. Miedo al fracaso: El miedo al fracaso puede llevarnos a usar pretextos como una forma de evitar enfrentar situaciones en las que creemos que podríamos fallar. Nos protegemos de la posibilidad de ser juzgados negativamente o de experimentar una disminución de la autoestima.
  2. Autoimagen y autoprotección: Nuestra autoimagen y el deseo de protegerla pueden influir en el uso de pretextos. Nos preocupamos por cómo los demás nos perciben y queremos mantener una imagen positiva de nosotros mismos. Los pretextos nos ayudan a evitar mostrar debilidades o deficiencias que puedan poner en peligro nuestra autoimagen.
  3. Evitación del malestar emocional: Los pretextos pueden ser utilizados para evitar enfrentar emociones negativas o situaciones incómodas. Buscamos evitar el estrés, la ansiedad, la vergüenza o el arrepentimiento que podrían surgir al confrontar la realidad o tomar responsabilidad por nuestras acciones.
  4. Protección del autoconcepto: Utilizamos pretextos para proteger nuestra visión de nosotros mismos y mantener una coherencia con nuestras creencias y valores. Al justificar nuestras acciones o inacciones, evitamos enfrentar discrepancias entre nuestra conducta y nuestro ideal de quiénes creemos ser.
  5. Miedo al cambio: El miedo al cambio puede llevarnos a utilizar pretextos como una forma de resistencia al cambio. Nos aferramos a nuestras rutinas y comportamientos conocidos, evitando asumir nuevas responsabilidades o enfrentar desafíos desconocidos.

Pretextos y autoengaño

Los pretextos y el autoengaño están estrechamente relacionados, ya que ambos implican distorsiones de la realidad y justificaciones engañosas para evitar enfrentar la verdad o asumir responsabilidades.

Distorsión de la realidadLos pretextos nos permiten distorsionar la realidad para justificar nuestras acciones o inacciones. Creamos una narrativa que nos convence de que nuestras excusas son válidas, incluso si en el fondo sabemos que no lo son. Nos engañamos a nosotros mismos creyendo en estas justificaciones falsas.
Negación de la responsabilidadLos pretextos nos ayudan a negar o minimizar nuestra responsabilidad en determinadas situaciones. Nos engañamos a nosotros mismos atribuyendo nuestras acciones o resultados a factores externos, evitando así asumir la responsabilidad personal.
Mantenimiento de la autoimagenEl autoengaño puede estar relacionado con la protección de nuestra autoimagen. Utilizamos pretextos para preservar una imagen positiva de nosotros mismos, evitando reconocer nuestras deficiencias o fracasos. Nos engañamos creyendo que somos mejores o más capaces de lo que realmente somos.
Justificación de comportamientos inapropiadosEl autoengaño puede estar presente cuando utilizamos pretextos para justificar comportamientos inapropiados o irresponsables. Nos engañamos a nosotros mismos al convencernos de que nuestras acciones tienen una justificación válida, aunque en realidad pueden ser perjudiciales o inadecuadas.
Evitación de emociones incómodasEl autoengaño puede estar asociado a la evitación de emociones incómodas. Utilizamos pretextos para evitar enfrentar la vergüenza, la culpa o el arrepentimiento que podrían surgir al confrontar la realidad. Nos engañamos creyendo que al evitar estas emociones estamos protegiendo nuestro bienestar emocional.

Consecuencias de los pretextos

El uso frecuente de pretextos puede tener diversas consecuencias negativas en nuestras vidas.

Los pretextos pueden mantenernos en nuestra zona de confort y evitar que nos desafiemos a nosotros mismos. Al evitar asumir responsabilidades o enfrentar situaciones difíciles, perdemos oportunidades de crecimiento personal y desarrollo de habilidades.

Cuando utilizamos pretextos para evitar o posponer responsabilidades, erosionamos la confianza que los demás tienen en nosotros. Esto puede afectar nuestras relaciones personales y profesionales, ya que las personas pueden percibirnos como poco fiables o poco comprometidos.

Los pretextos pueden actuar como barreras que nos impiden alcanzar nuestras metas. Al justificar nuestras inacciones o falta de esfuerzo, evitamos tomar las medidas necesarias para lograr nuestros objetivos y limitamos nuestro potencial de éxito.

Los pretextos pueden afectar nuestras relaciones con los demás, ya que pueden percibirnos como evasivos o poco comprometidos. La falta de responsabilidad y cumplimiento de nuestras promesas puede generar frustración y resentimiento en aquellos que dependen de nosotros.

Al recurrir a los pretextos de manera constante, podemos perder la conexión con nuestra propia realidad y verdaderas capacidades. Nos engañamos a nosotros mismos al justificar nuestras limitaciones o evitar enfrentar nuestras áreas de mejora.

Estrategias para superar los pretextos

Superar los pretextos y cambiar patrones de comportamiento puede ser desafiante, pero es posible con esfuerzo y determinación. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarte a superar los pretextos:

  1. Autoconciencia: Toma conciencia de tus patrones de comportamiento y reconoce cuándo estás utilizando pretextos. Presta atención a las excusas que te das a ti mismo y los patrones recurrentes de evasión o postergación.
  2. Asume la responsabilidad: Reconoce tu responsabilidad en tus acciones y resultados. Acepta que tienes el poder de tomar decisiones y realizar cambios en tu vida. Evita culpar a factores externos y asume la responsabilidad de tus elecciones y acciones.
  3. Establece metas claras: Establece metas claras y realistas para ti mismo. Divide tus metas en pasos alcanzables y establece plazos para cada uno. Esto te ayudará a mantenerte enfocado y evitará que te refugies en pretextos para evitar el progreso.
  4. Enfócate en soluciones: En lugar de centrarte en los obstáculos y justificaciones, enfócate en buscar soluciones. Identifica las acciones concretas que puedes tomar para superar los desafíos y alcanzar tus metas. Enfoca tu energía en encontrar soluciones en lugar de buscar excusas.
  5. Desarrolla la autodisciplina: Cultiva la autodisciplina y el compromiso contigo mismo. Aprende a manejar la tentación de caer en pretextos y mantén tu enfoque en tus objetivos a largo plazo. Establece rutinas y hábitos que te ayuden a mantener el impulso y evitar la procrastinación.
  6. Busca apoyo y rendición de cuentas: Comparte tus metas y desafíos con personas de confianza. Pide su apoyo y establece sistemas de rendición de cuentas, donde te comprometas a informar regularmente sobre tu progreso. Esto te ayudará a mantener la responsabilidad y recibir el apoyo necesario para superar los pretextos.

El papel de la terapia ante los pretextos

El papel de la terapia en el contexto de superar pretextos es fundamental. La terapia puede proporcionar un espacio seguro y de apoyo donde explorar los patrones de comportamiento, creencias y emociones subyacentes que contribuyen al uso de pretextos. Aquí se presentan algunas formas en las que la terapia puede ayudar:

  • Autoconocimiento: La terapia facilita el autoconocimiento al ayudarte a comprender tus pensamientos, emociones y comportamientos en relación con los pretextos. A través de la exploración en terapia, puedes identificar los patrones recurrentes, los desencadenantes y las motivaciones subyacentes detrás del uso de pretextos.
  • Identificación de creencias limitantes: La terapia te brinda la oportunidad de examinar y desafiar las creencias limitantes que te impulsan a utilizar pretextos. Un terapeuta puede ayudarte a explorar las creencias arraigadas y trabajar en su modificación o reestructuración para promover un pensamiento más realista y constructivo.
  • Desarrollo de habilidades de afrontamiento: A través de la terapia, puedes aprender estrategias y habilidades de afrontamiento efectivas para enfrentar los desafíos y superar los pretextos. Esto puede incluir técnicas de gestión del tiempo, resolución de problemas, manejo del estrés y fortalecimiento de la autorregulación emocional.
  • Cambio de perspectiva: La terapia te ayuda a obtener una perspectiva más objetiva y realista sobre tus circunstancias, tus capacidades y tus posibilidades. Un terapeuta puede desafiar tus patrones de pensamiento distorsionados y ayudarte a encontrar alternativas más adaptativas y saludables.
  • Establecimiento de metas y seguimiento: En terapia, puedes establecer metas claras y realistas relacionadas con superar los pretextos. Un terapeuta puede ayudarte a planificar y seguir tu progreso, brindándote orientación, motivación y rendición de cuentas a lo largo del camino.

Referencias

Mental Illness Isn’t an Excuse for Problematic Behavior. (2020, June 22). Healthline. https://www.healthline.com/health/mental-health/mental-illness-doesnt-excuse-problematic-behavior#1

OHCHR. (n.d.). Principles for the protection of persons with mental illness and the improvement of mental health carehttps://www.ohchr.org/en/instruments-mechanisms/instruments/principles-protection-persons-mental-illness-and-improvement

En este artículo:

Notas Relacionadas

Terapeuta Lia Pasalagua Herrea

Terapeuta Lia Pasalagua Herrea

Lia Pasalagua Herrea Psicoterapeuta Sistémico Cédula: 13978730 Modalidad: Online / Presencial Perfil Realice la Licenciatura en Psicología en la Universidad Iberoamericana donde tuve varias prácticas clínicas con diferentes poblaciones y confirme mi pasión por el acompañamiento clínico. En ese camino descubrí mi interés por el cuerpo y me certifique como Terapeuta Craneosacral por el Instituto […]

Mujeres y liderazgo: Barreras psicológicas

Mujeres y liderazgo: Barreras psicológicas

Las barreras psicológicas que enfrentan las mujeres en el camino hacia el liderazgo son tan variadas como profundas, arraigadas en estereotipos de género.

Tendencias emergentes en la terapia y sus consideraciones

Tendencias emergentes en la terapia y sus consideraciones

Con el tiempo, aparecen nuevas tendencias emergentes en la terapia, que buscan formas innovadoras de ayudar a las personas a sentirse mejor

1 2 3 120

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *