¿Qué es la neurosis? Te explicamos todo de esto

neurosis

¿Qué es la neurosis?

La neurosis es un término utilizado en psicología para describir un conjunto de trastornos mentales que se caracterizan por la presencia de síntomas psicológicos y emocionales, como ansiedad, miedo, obsesiones, compulsiones, fobias, angustia, entre otros.

A diferencia de los trastornos psicóticos, las personas que sufren de neurosis no pierden el contacto con la realidad y su capacidad para funcionar en la vida diaria no se ve tan afectada.

La neurosis puede ser causada por una combinación de factores, incluyendo predisposición genética, eventos estresantes en la vida, experiencias traumáticas y patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales.

Síntomas de la neurosis

  1. Ansiedad excesiva o inapropiada: preocupación y miedo intensos, a menudo sin causa justificada.
  2. Fobias y miedos irracionales: temor intenso e irracional hacia objetos, situaciones o actividades específicas.
  3. Obsesiones y compulsiones: pensamientos, impulsos o comportamientos repetitivos que la persona siente que debe hacer para reducir la ansiedad o prevenir algo malo.
  4. Trastornos alimentarios: preocupaciones excesivas por el peso y la forma corporal, acompañados de comportamientos alimentarios anormales.
  5. Trastornos del sueño: dificultad para dormir, pesadillas y/o despertarse con frecuencia durante la noche.
  6. Síntomas somáticos: quejas físicas (como dolor de cabeza, dolor de estómago o fatiga) que no tienen una causa médica identificable.
  7. Trastornos disociativos: desconexión de la realidad, amnesia y/o cambios en la percepción de la realidad.
  8. Trastornos del estado de ánimo: cambios de humor extremos, como tristeza profunda o irritabilidad, que pueden interferir con la capacidad de funcionar.

Tipos de neurosis

Existen varios tipos de neurosis que se manifiestan de diferentes maneras. Algunos de los tipos de neurosis más comunes incluyen:

  1. Trastornos de ansiedad: la ansiedad es una emoción normal, pero cuando se convierte en un trastorno, puede ser muy incapacitante. Los trastornos de ansiedad incluyen el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la fobia social y las fobias específicas.
  2. Trastornos de estrés postraumático (TEPT): este trastorno se desarrolla después de haber experimentado o presenciado un evento traumático, como una agresión sexual, un accidente grave o un desastre natural. Los síntomas pueden incluir pesadillas, flashbacks, evitación de ciertos lugares o situaciones y sentimientos de miedo o ansiedad.
  3. Trastornos somatomorfos: estos trastornos se caracterizan por la presencia de síntomas físicos que no pueden ser explicados por una condición médica subyacente. Por ejemplo, el trastorno de somatización, el trastorno de conversión y el trastorno hipocrondriaco.
  4. Trastornos de la alimentación: estos trastornos se caracterizan por una relación anormal con la comida y el peso corporal. Los trastornos de alimentación incluyen la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.
  5. Trastornos disociativos: los trastornos disociativos implican una desconexión entre la identidad, la memoria, la percepción y la conciencia. El trastorno disociativo de identidad (conocido como personalidad múltiple) es un ejemplo de este tipo de trastorno.

¿Qué factores pueden contribuir al desarrollo de la neurosis?

  1. Factores genéticos: existe evidencia de que ciertos rasgos de personalidad y patrones de pensamiento que aumentan el riesgo de desarrollar neurosis pueden ser hereditarios.
  2. Experiencias tempranas de vida: las experiencias tempranas de vida, como el abuso, la negligencia, el trauma y la falta de apoyo emocional, pueden aumentar el riesgo de desarrollar neurosis más adelante en la vida.
  3. Eventos estresantes: la exposición a eventos estresantes, como la muerte de un ser querido, la pérdida del trabajo o el divorcio, puede desencadenar la aparición de síntomas de la neurosis.
  4. Estrategias de afrontamiento disfuncionales: las personas que tienen dificultades para manejar el estrés y los problemas emocionales pueden desarrollar patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales que aumentan el riesgo de desarrollar neurosis.
  5. Problemas de salud mental comórbidos: las personas que ya padecen de otros trastornos mentales, como la depresión o el trastorno bipolar, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar neurosis.
  6. Factores culturales y sociales: los factores culturales y sociales, como las expectativas culturales, la discriminación y el estrés social, pueden contribuir al desarrollo de la neurosis.

Tratamiento de la neurosis

  1. Terapia cognitivo-conductual (TCC): es un tipo de terapia que se enfoca en identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales que contribuyen a los síntomas de la neurosis. La TCC es un tratamiento efectivo para muchos tipos de trastornos de ansiedad, trastornos de alimentación y trastornos del estado de ánimo.
  2. Terapia psicodinámica: es un tipo de terapia que se enfoca en explorar las experiencias pasadas y actuales del paciente para identificar patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales que puedan estar contribuyendo a los síntomas de la neurosis. La terapia psicodinámica es un tratamiento común para trastornos disociativos y trastornos somatomorfos.
  3. Medicación: se pueden prescribir medicamentos para ayudar a reducir los síntomas de la neurosis, como los antidepresivos para el tratamiento del trastorno de ansiedad, el trastorno obsesivo-compulsivo y la depresión.

¿Qué son los límites? ¿Cómo empezar a poner límites?

Mucha gente sabe lo que significa la palabra “límites”, pero no tiene ni idea de lo que son. Te ayudamos a comprenderlos y a empezar a practicarlos.

¿Qué son los límites?

Se refieren a los límites que establecemos en nuestras relaciones personales, laborales y en nuestra vida en general, para proteger nuestra integridad, bienestar y satisfacción.

Los límites son una forma de comunicar a los demás cuáles son nuestras necesidades, deseos y expectativas, y cómo deseamos que nos traten.

Los límites pueden ser físicos, emocionales y mentales. Por ejemplo:

  • Los límites físicos pueden incluir establecer zonas de privacidad o proteger el espacio personal.
  • Los límites emocionales pueden implicar establecer límites en las relaciones interpersonales para proteger nuestros sentimientos y emociones.
  • Los límites mentales pueden incluir establecer límites en la cantidad de información que permitimos que entre en nuestra mente, como límites para la exposición a noticias o redes sociales.

Establecer límites es una parte importante del cuidado personal y pueden ser fundamentales para nuestra salud mental y emocional.

¿Cómo empezar a poner límites?

  1. En relaciones personales: Empieza por identificar tus propias necesidades, deseos y límites. Luego, comunica tus límites de manera clara y sin culpar a la otra persona. Puedes usar declaraciones “yo” para expresar tus sentimientos y necesidades, por ejemplo: “Me siento incómodo cuando…”, “Me gustaría que…”, “Mi límite es…” También es importante ser coherente y mantener tus límites de manera constante.
  2. En el trabajo: Identifica tus responsabilidades y horarios, y comunica tus límites de manera clara y respetuosa. Es posible que debas decir “no” a tareas o proyectos que están fuera de tu capacidad o horario, y debes aprender a priorizar tus tareas y delegar tareas cuando sea necesario. También es importante establecer límites en la comunicación fuera del horario de trabajo para evitar el agotamiento.
  3. En las amistades: Identifica tus necesidades y expectativas en las amistades, y comunica tus límites de manera clara y respetuosa. Por ejemplo, si no quieres estar disponible para hablar todos los días, o si necesitas espacio para ti mismo, comunica eso. También es importante establecer límites en cuanto a la frecuencia de las salidas y las actividades.
  4. En la familia: Identifica tus necesidades y expectativas en cuanto a la comunicación y las interacciones familiares, y comunica tus límites de manera clara y respetuosa. Es importante reconocer que puede haber presiones culturales y familiares que hacen que establecer límites sea más difícil, pero es importante recordar que tienes derecho a establecer límites para proteger tu bienestar emocional.

¿Por qué es difícil establecer límites?

A veces es difícil establecer límites por varias razones:

  • Miedo al rechazo: A menudo nos preocupa que establecer límites pueda provocar la pérdida de una relación importante o generar conflicto con otras personas. El miedo a ser rechazados o juzgados puede hacer que evitemos establecer límites, incluso cuando es importante para nuestro bienestar emocional.
  • Falta de habilidades de comunicación: A veces no sabemos cómo expresar nuestros límites de manera efectiva, o nos resulta difícil ser asertivos y directos. Esto puede hacer que nos sintamos incómodos o ansiosos al establecer límites, y puede hacer que otros no nos tomen en serio.
  • Condicionamiento social: A menudo se nos enseña a ser complacientes y a evitar el conflicto, lo que puede dificultar el establecimiento de límites. Además, a veces nos sentimos obligados a cumplir con las expectativas sociales o culturales en lugar de seguir nuestras propias necesidades y deseos.
  • Culpa o autoexigencia: A veces nos sentimos culpables por establecer límites, como si estuviéramos siendo egoístas o no considerando los sentimientos de los demás. También podemos sentirnos presionados por nuestras propias expectativas de perfección, como si tuviéramos que estar siempre disponibles y comprometidos con los demás.
  • Baja autoestima: A veces no nos valoramos lo suficiente como para establecer límites saludables. Podemos pensar que no merecemos tener nuestras necesidades satisfechas o que nuestros límites no son importantes.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

Referencias: Pugle, M. (2022). An Overview of Neurotic Behavior and Neurosis. Verywell Health. https://www.verywellhealth.com/neurosis-definition-5189476#:~:text=It’s%20characterized%20by%20obsessive%20thinking,to%20cope%20with%20daily%20stress

En este artículo:

Notas Relacionadas

Mujeres y liderazgo: Barreras psicológicas

Mujeres y liderazgo: Barreras psicológicas

Las barreras psicológicas que enfrentan las mujeres en el camino hacia el liderazgo son tan variadas como profundas, arraigadas en estereotipos de género.

Tendencias emergentes en la terapia y sus consideraciones

Tendencias emergentes en la terapia y sus consideraciones

Con el tiempo, aparecen nuevas tendencias emergentes en la terapia, que buscan formas innovadoras de ayudar a las personas a sentirse mejor

Analítica Predictiva en Salud Mental ¿como se utiliza?

Analítica Predictiva en Salud Mental ¿como se utiliza?

La Analítica Predictiva en Salud Mental nos ayuda a estar un paso adelante, trabajando en la prevención y en cuidar mejor de nuestra salud mental.

1 2 3 120

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *