¿Qué es la terapia EMDR? Desensibilización y reprocesamiento

Qué es la terapia EMDR Desensibilización y reprocesamiento 2

La Terapia EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares) es una terapia psicológica que tiene como objetivo ayudar a las personas a procesar y superar traumas, experiencias negativas y otros problemas emocionales y psicológicos.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

¿Qué es la terapia EMDR?

La terapia EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares) es un enfoque terapéutico utilizado para tratar trastornos emocionales y psicológicos, en particular el trastorno por estrés postraumático (TEPT).

Esta terapia se basa en la idea de que los trastornos emocionales y psicológicos están relacionados con la forma en que el cerebro procesa y almacena la información. La terapia EMDR utiliza movimientos oculares, sonidos o toques para estimular ambos hemisferios cerebrales y facilitar la reorganización de la información en el cerebro de manera más adaptativa.

Durante una sesión de terapia EMDR, el terapeuta guía al paciente a través de una serie de movimientos oculares mientras éste se concentra en un recuerdo traumático. Esto ayuda a desensibilizar la respuesta emocional negativa asociada con el recuerdo y permite que el paciente reorganice la información de manera más adaptativa. La terapia EMDR también puede implicar el uso de sonidos o toques en lugar de movimientos oculares.

Fundamentos teóricos y científicos de la terapia EMDR

La terapia EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares) se basa en una teoría integral del procesamiento de la información y del procesamiento de la memoria. Según esta teoría, el trauma y los eventos perturbadores pueden provocar la disociación de la información relacionada con el evento, lo que puede impedir su procesamiento adecuado y llevar a la persistencia de la perturbación emocional.

La terapia EMDR está diseñada para ayudar al paciente a procesar la información traumática de manera adecuada, y esto se logra al estimular ambos hemisferios cerebrales mientras el paciente se enfoca en el evento traumático. Los movimientos oculares, sonidos o toques utilizados en la terapia EMDR se utilizan para estimular el procesamiento bilateral del cerebro y facilitar la integración de la información perturbadora.

El proceso de reprocesamiento involucra la reorganización de la información en la memoria de manera que la perturbación emocional asociada con el recuerdo disminuya. En lugar de simplemente “superar” el recuerdo, la terapia EMDR busca permitir que el cerebro procese y almacene la información de manera adaptativa.

La terapia EMDR se basa en la evidencia y ha sido respaldada por numerosos estudios clínicos. La teoría subyacente de la terapia EMDR también ha sido respaldada por investigaciones en psicología, neurociencia y fisiología. La terapia EMDR también se ha integrado con otras formas de terapia, como la terapia cognitivo-conductual y la terapia psicodinámica, para aumentar su efectividad.

Procedimiento y protocolos de la terapia EMDR

El procedimiento de la terapia EMDR implica un proceso estructurado que se divide en ocho fases:

  • Historia clínica y evaluación: El terapeuta recopila información sobre el historial del paciente y los síntomas actuales.
  • Preparación: El terapeuta prepara al paciente para la terapia EMDR y enseña habilidades de autocontrol para manejar la angustia emocional.
  • Evaluación: El terapeuta trabaja con el paciente para identificar el evento traumático y las imágenes, pensamientos y emociones asociados con él.
  • Desensibilización: El terapeuta utiliza la estimulación bilateral para ayudar al paciente a procesar y disminuir la perturbación emocional asociada con el evento traumático.
  • Instalación: El terapeuta trabaja con el paciente para reemplazar las creencias negativas y las emociones perturbadoras con creencias y emociones positivas.
  • Escaneo corporal: El terapeuta ayuda al paciente a explorar y procesar las sensaciones corporales relacionadas con el evento traumático.
  • Cierre: El terapeuta ayuda al paciente a regresar a un estado de calma y equilibrio antes de finalizar la sesión.
  • Reevaluación: El terapeuta revisa el progreso del paciente y determina si se necesitan sesiones adicionales.

Consideraciones en la aplicación de la terapia EMDR

La terapia EMDR es una forma efectiva de tratamiento para muchas personas que sufren de trauma, ansiedad, estrés postraumático y otros trastornos emocionales. Sin embargo, hay algunas consideraciones importantes que deben tenerse en cuenta al aplicar esta terapia:

  1. Formación del terapeuta: El terapeuta debe tener una formación y certificación adecuadas en terapia EMDR para garantizar una aplicación adecuada y segura.
  2. Evaluación cuidadosa del paciente: El terapeuta debe realizar una evaluación completa del paciente para identificar si la terapia EMDR es la opción adecuada para el paciente y para determinar el enfoque de tratamiento adecuado.
  3. Abordaje de los recursos internos del paciente: Es importante que el terapeuta se asegure de que el paciente tenga recursos internos suficientes para manejar la angustia emocional que puede surgir durante la terapia EMDR.
  4. Preparación adecuada del paciente: El terapeuta debe asegurarse de que el paciente esté adecuadamente preparado para la terapia EMDR y que se sienta seguro y cómodo durante el proceso.
  5. Identificación de eventos traumáticos: El terapeuta debe identificar cuidadosamente los eventos traumáticos relevantes y asegurarse de que el paciente esté preparado para procesarlos.
  6. Selección de la estimulación bilateral adecuada: El terapeuta debe seleccionar el tipo de estimulación bilateral adecuada (por ejemplo, movimientos oculares, golpeteo táctil o estímulos auditivos) para cada paciente.
  7. Evaluación y seguimiento adecuados: El terapeuta debe evaluar regularmente el progreso del paciente y realizar un seguimiento después de la terapia EMDR para asegurarse de que los resultados sean duraderos.

Referencias

En este artículo:

Notas Relacionadas

Fenómenos Psíquicos y Parapsicología ¿Hay evidencia?

Fenómenos Psíquicos y Parapsicología ¿Hay evidencia?

Los fenómenos psíquicos son esas experiencias misteriosas que van más allá de lo que entendemos por la ciencia normal. Pero ¿que dice la psicología sobre ello?

El amor a largo plazo y la rutina: 8 consejos

El amor a largo plazo y la rutina: 8 consejos

El amor a largo plazo no tiene por qué ser aburrido; con un poco de esfuerzo y creatividad, podemos seguir descubriendo y disfrutando el uno del otro

¿Cómo mantener una relación saludable? 7 consejos

¿Cómo mantener una relación saludable? 7 consejos

Mantener una relación saludable es como cuidar un jardín: requiere atención, paciencia y cariño. transforma los conflictos para fortalecer tu relación

1 2 3 4 120

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *