Terapia Cognitivo Conductual | Tipos y efectividad

Si eres nuevo en la terapia cognitivo conductual, es posible que tengas dudas o temores sobre qué esperar.

Una vez que el terapeuta tenga una mejor idea de quién es usted, los desafíos que enfrenta y sus objetivos para la terapia cognitiva conductual, puede ayudarlo a aumentar su conciencia de los pensamientos y creencias que tiene que son inútiles o poco realistas.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

¿Para qué se usa la Terapia Cognitivo Conductual?

La TCC fue desarrollada originalmente por Aaron Beck como un tratamiento para la depresión, pero se adaptó rápidamente para tratar una amplia gama de afecciones de salud mental. Los problemas emocionales para los que se usa la TCC incluyen:

  • Depresión
  • Ansiedad (incluyendo trastorno de ansiedad generalizada, ataques de pánico y trastorno de pánico y trastorno de ansiedad social)
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT) y trastornos disociativos como la despersonalización y la desrealización
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Trastornos de la alimentación, incluidas la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa
  • Desorden de personalidad
  • Psicosis y creencias inusuales
  • Baja autoestima
  • Problemas de salud física que incluyen dolor crónico, tinnitus y afecciones a largo plazo
  • Síntomas médicamente inexplicables que incluyen fatiga y convulsiones

¿Qué tan efectiva es la Terapia Cognitivo Conductual?

La TCC es una forma de terapia basada en la evidencia, lo que significa que los investigadores intentan descubrir qué componentes de la terapia funcionan, para qué problemas y por qué.

Las sesiones de terapia individual también prestan mucha atención a la evidencia: por lo general, se alienta a los clientes en CBT a establecer metas personales, registrar datos (evidencia) acerca de si estos objetivos se están cumpliendo.

Cuando preguntamos “¿qué tan efectiva es la TCC?” realmente queremos decir «¿para qué es efectivo?» y «¿eficaz en comparación con qué?» También debemos considerar «¿con qué frecuencia estas condiciones mejoran por sí solas?».

Una forma en que los investigadores abordan estas preguntas es mediante la realización de ensayos controlados aleatorios, donde los diferentes tratamientos se comparan cuidadosa y sistemáticamente entre sí.

El mismo proceso se utiliza en medicina para probar la seguridad y eficacia de nuevos medicamentos. Durante las últimas décadas, miles de estudios de este tipo han examinado la TCC y los investigadores ahora pueden combinar los resultados de estos en «metanálisis» para mostrar, de manera aún más confiable, qué tratamientos funcionan.

¿Qué tipos de TCC existen?

La TCC tiene una postura empírica, lo que significa que ha cambiado y se ha desarrollado con la aparición de nuevos descubrimientos científicos y avances teóricos.

Muchos médicos e investigadores se formaron con Beck y Ellis y desde entonces han formado a generaciones posteriores de terapeutas, científicos y científicos-practicantes.

Con el tiempo, la TCC ha crecido para abarcar una amplia variedad de prácticas terapéuticas y la TCC moderna se considera mejor como una «familia» de terapias que se adapta a medida que los científicos hacen nuevos descubrimientos sobre cómo «trabajan» las personas.

Terapia Dialéctica Conductual (DBT).

DBT fue desarrollado por Marsha Linehan para el tratamiento de personas con trastorno límite de la personalidad o comportamiento suicida crónico. DBT combina técnicas cognitivas conductuales con prácticas de conciencia consciente y tolerancia a la angustia.

Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT).

ACT fue desarrollado por Steven Hayes en la década de 1980, basándose en ideas del conductismo radical. En comparación con la TCC tradicional, ACT pone menos énfasis en cambiar (controlar) el contenido de los pensamientos de uno y más énfasis en la relación que tenemos con nuestros pensamientos. El objetivo de ACT es aumentar la flexibilidad psicológica: la capacidad de aceptar sus reacciones y estar presente, elegir una dirección valiosa y actuar (ACT).

Terapia Centrada en la Compasión (CFT).

CFT fue desarrollado por Paul Gilbert para el tratamiento de personas que experimentan una profunda vergüenza y autocrítica, personas que a menudo luchan con la TCC tradicional.

Combina una comprensión evolutiva de nuestros «cerebros engañosos» con técnicas de la TCC y la psicología budista. CFT tiene como objetivo ayudar a las personas a relacionarse consigo mismas con autocompasión en lugar de autoataque.

Terapia de esquemas.

La terapia de esquemas fue desarrollada por Jeff Young para el tratamiento de personas con trastornos de personalidad y otras dificultades crónicas. La terapia de esquemas integra elementos de la TCC con ideas de la teoría del apego, la teoría de las relaciones objetales y la terapia Gestalt.

El objetivo de la terapia de esquemas es ayudar a los pacientes a satisfacer sus necesidades emocionales básicas mediante el cambio de patrones de pensamiento y conducta (esquemas) organizados (y arraigados).

Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness (MBCT).

MBCT fue desarrollado por los psicólogos John Teasdale, Zinden Segal y Mark Williams. MBCT combinó conocimientos y técnicas de TCC con prácticas de meditación de atención plena.

La evidencia más fuerte de la efectividad de MBCT es como tratamiento de prevención de recaídas para personas con depresión.

Terapia metacognitiva (TCM).

La terapia metacognitiva fue desarrollada por Adrian Wells. MCT se centra en las creencias que las personas tienen sobre sus propios pensamientos y sobre cómo funciona su propia mente: sus creencias metacognitivas.

MCT se utiliza para ayudar a los pacientes a explorar los efectos de sus creencias metacognitivas y explorar formas alternativas de pensar y responder.

Cosas a considerar con la terapia cognitivo conductual

Hay varios desafíos que las personas pueden enfrentar al participar en la terapia cognitiva conductual. Aquí están algunos a considerar.

El cambio puede ser difícil

Inicialmente, algunos pacientes sugieren que si bien reconocen que ciertos pensamientos no son racionales o saludables, simplemente tomar conciencia de estos pensamientos no hace que sea fácil alterarlos.

La TCC es muy estructurada

La terapia cognitivo-conductual no se enfoca en la resistencia inconsciente subyacente al cambio tanto como otros enfoques, como la psicoterapia psicoanalítica. En cambio, tiende a ser más estructurada, por lo que puede no ser adecuada para personas a las que les puede resultar difícil estructurar.

Debes estar dispuesto a cambiar

Para que la terapia cognitiva conductual sea eficaz, debe estar preparado y dispuesto a dedicar tiempo y esfuerzo a analizar sus pensamientos y sentimientos.

Este autoanálisis puede ser difícil, pero es una excelente manera de aprender más sobre cómo nuestros estados internos afectan nuestro comportamiento externo.

El progreso es a menudo gradual

En la mayoría de los casos, la TCC es un proceso gradual que lo ayuda a dar pasos graduales hacia el cambio de comportamiento.

Al trabajar progresivamente hacia una meta mayor, el proceso parece menos desalentador y las metas son más fáciles de lograr.

Referencias Terapia Cognitivo Conductual | Tipos y efectividad

Gaudiano BA. Cognitive-behavioural therapies: Achievements and challengesEvid Based Ment Health. 2008;11(1):5-7. doi:10.1136/ebmh.11.1.5

Beck, A. T. (1963). Thinking and depression: I. Idiosyncratic content and cognitive distortions. Archives of General Psychiatry, 9(4), 324-333.



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis

En este artículo:

Notas Relacionadas

Adversidad: Cómo Fortalecer tu Resiliencia

Adversidad: Cómo Fortalecer tu Resiliencia

La adversidad es uno de los elementos básicos de la vida: es imposible evitarla. Te decimos como fortalecer tu resiliencia ante esta.

Los 9 beneficios de tener una Amistad Verdadera

Los 9 beneficios de tener una Amistad Verdadera

Pasar tiempo con los amigos no sólo es divertido, sino que además aporta multitud de beneficios para la salud física y emocional a largo plazo.

Terapia de aceptación y compromiso para ansiedad

Terapia de aceptación y compromiso para ansiedad

La terapia de aceptación y compromiso se basa en la aceptación que se centra en disminuir la función reguladora de la conducta de la ansiedad.

1 2 3 47

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis
close-link
Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.