Trastorno bipolar: todo lo que no sabías de él

trastorno bipolar

El trastorno bipolar (TAB), también llamado psicosis maníaco-depresiva (PDP), es un trastorno de personalidad atípico causado por cambios de humor notables y de intensidad variable. Puede durar de meses a muchos años y ocurre en fases donde el comportamiento normal y la calma se cruzan entre la manía y la depresión.

Leer información y consejos escritos por un psicólogo profesional puede ser de gran ayuda para muchos, pero si llegarás a considerar que requieres hablar con un profesional, lo más recomendable es solicitar consejería para tu situación particular con un psicólogo en línea.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar, antes denominado «depresión maníaca», es una enfermedad mental que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos emocionales (manía o hipomanía) y bajos emocionales (depresión).

Los episodios de cambios en el estado de ánimo pueden ocurrir en raras ocasiones o muchas veces por año. Aunque la mayoría de las personas presenten síntomas emocionales entre los episodios, es posible que algunas no presenten ninguno.

Aunque el trastorno bipolar es una afección de por vida, puedes controlar los cambios en el estado de ánimo y otros síntomas siguiendo un plan de tratamiento.

Definiendo manía e hipomanía en el trastorno bipolar

Un episodio de manía a menudo implica un subidón emocional. Puede sentirse emocionado, impulsivo, eufórico y lleno de energía. También puede sentirse nervioso o notar que sus pensamientos parecen acelerarse. Algunas personas también experimentan alucinaciones y otros síntomas de psicosis .

Los episodios maníacos pueden implicar un comportamiento más impulsivo de lo habitual, a menudo porque te sientes invencible o intocable. Los ejemplos comúnmente citados de este tipo de comportamiento incluyen:

  • tener relaciones sexuales sin usar un método de barrera
  • usar alcohol y drogas, o usarlos más de lo habitual
  • pasando juergas de gasto

Pero la impulsividad y la toma de riesgos también pueden manifestarse de muchas otras maneras. Tal vez tú:

  • renunciar a su trabajo abruptamente
  • emprender un viaje por carretera solo sin decírselo a nadie
  • hacer una gran inversión por capricho
  • conducir mucho más rápido de lo habitual, muy por encima del límite de velocidad
  • participar en deportes extremos que normalmente no considerarías

La hipomanía , generalmente asociada con el trastorno bipolar II, involucra muchos de los mismos síntomas, aunque son menos graves. 

A diferencia de la manía, la hipomanía a menudo no genera problemas en el trabajo o la escuela, ni en sus relaciones. Los episodios de hipomanía no implican psicosis . Por lo general, no durarán tanto como los episodios de manía ni requerirán atención hospitalaria.

Con hipomanía, puede sentirse muy productivo y lleno de energía, pero es posible que no note otros cambios en su estado de ánimo. 

Es posible que las personas que no te conocen bien tampoco lo hagan. Sin embargo, las personas más cercanas a usted generalmente se darán cuenta de su estado de ánimo cambiante y sus niveles de energía.

Existe más de un tipo de trastorno bipolar

Bipolar I

La bipolaridad I se define por la aparición de al menos un episodio maníaco. Puede experimentar episodios hipomaníacos, que son menos graves que los episodios maníacos, o episodios depresivos mayores antes y después del episodio maníaco. Este tipo de trastorno bipolar afecta por igual a personas de todos los sexos.

Bipolar II

Las personas con bipolar II experimentan un episodio depresivo mayor que dura al menos 2 semanas. También tienen al menos 1 episodio hipomaníaco que dura alrededor de 4 días. Este tipo de trastorno bipolar puede ser más común en mujeres.

ciclotimia

Las personas con ciclotimia tienen episodios de hipomanía y depresión. Estos episodios involucran síntomas que son más cortos y menos severos que la manía y la depresión causadas por el trastorno bipolar I o bipolar II. La mayoría de las personas con esta afección no experimentan síntomas del estado de ánimo durante 1 o 2 meses seguidos.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar?

Los síntomas pueden causar cambios impredecibles en el estado de ánimo y el comportamiento, lo cual da como resultado un gran sufrimiento e importantes dificultades en la vida.

  • Trastorno bipolar I. Has sufrido al menos un episodio maníaco que puede estar precedido o seguido de un episodio hipomaníaco o un episodio depresivo mayor. En algunos casos, la manía puede provocar una desconexión de la realidad (psicosis).
  • Trastorno bipolar II. Has sufrido, al menos, un episodio depresivo mayor y, como mínimo, un episodio hipomaníaco, pero nunca tuviste un episodio maníaco.
  • Trastorno ciclotímico. Has tenido durante al menos dos años —o un año en el caso de niños y adolescentes— muchos períodos con síntomas de hipomanía y períodos con síntomas depresivos (aunque menos graves que la depresión mayor).
  • Otros tipos. Estos comprenden, por ejemplo, el trastorno bipolar y los trastornos relacionados inducidos por ciertos medicamentos o bebidas alcohólicas, o debidos a una enfermedad, como la enfermedad de Cushing, la esclerosis múltiple o un accidente cerebrovascular.

El trastorno bipolar II no es una forma más leve de trastorno bipolar I, sino un diagnóstico diferente. Mientras que los episodios maníacos del trastorno bipolar I pueden ser graves y peligrosos, las personas que tienen trastorno bipolar II pueden estar deprimidas durante períodos más largos, lo cual puede causar un deterioro importante.

Si bien el trastorno bipolar puede aparecer a cualquier edad, generalmente se diagnostica en la adolescencia o poco después de los 20 años. Los síntomas pueden variar de una persona a otra y pueden cambiar con el paso del tiempo.

Episodio depresivo mayor en el trastorno bipolar

Un episodio depresivo mayor consiste en síntomas que son lo suficientemente graves para causar dificultades evidentes en las actividades cotidianas, como el trabajo, la escuela, las actividades sociales o las relaciones. Un episodio comprende cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Estado anímico depresivo, como sentirse triste, vacío, desesperanzado o tener ganas de llorar (en niños y adolescentes, el estado anímico depresivo puede manifestarse como irritabilidad)
  • Marcada pérdida del interés o de la capacidad para sentir placer en todas —o en casi todas— las actividades
  • Adelgazamiento importante sin hacer dieta, aumento de peso, o disminución o aumento del apetito (en niños, la imposibilidad para aumentar de peso según lo esperado puede ser un signo de depresión)
  • Insomnio o dormir demasiado
  • Agitación o comportamiento más lento
  • Fatiga o pérdida de la energía
  • Sentimientos de inutilidad, o culpa excesiva o inadecuada
  • Disminución de la capacidad para pensar o para concentrarse, o indecisión
  • Pensar en el suicidio, planificarlo o intentarlo

El trastorno bipolar no es lo mismo para hombres y mujeres

Hombres y mujeres son diagnosticados con trastorno bipolar en números aproximadamente iguales. Sin embargo, los síntomas principales del trastorno pueden variar, dependiendo tanto del sexo que le asignaron al nacer como de su género.

Las mujeres con trastorno bipolar tienden a recibir diagnósticos más tarde en la vida, a menudo entre los 20 y los 30 años. En algunos casos, pueden notar los primeros síntomas durante el embarazo o después del parto. También es más probable que se les diagnostique bipolar II que bipolar I.

Además, las mujeres con trastorno bipolar tienden a experimentar:

  • episodios más leves de manía
  • más episodios depresivos que maníacos
  • ciclos rápidos , o 4 o más episodios de manía y depresión en 1 año
  • más condiciones concurrentes

Las mujeres con trastorno bipolar también pueden experimentar recaídas con mayor frecuencia, lo que puede ocurrir en parte debido a los cambios hormonales relacionados con la menstruación , el embarazo y la menopausia . En términos del trastorno bipolar, la recaída significa tener un episodio del estado de ánimo después de no haberlo tenido durante algún tiempo.

Los hombres con trastorno bipolar, por otro lado, pueden:

  • obtener un diagnóstico más temprano en la vida
  • experimentar episodios menos frecuentes pero más graves, especialmente episodios maníacos
  • ser más propensos a tener también un trastorno por uso de sustancias
  • mostrar más agresión durante los episodios de manía

Trastorno bipolar en niños y adolescentes

Los síntomas de trastorno bipolar pueden ser difíciles de identificar en niños y en adolescentes. Con frecuencia es difícil poder decir si esos altibajos son normales, si son el resultado de estrés o de un trauma, o señales de un problema de salud mental en lugar de trastorno bipolar.

Los niños y los adolescentes pueden tener episodios diferentes de trastorno depresivo mayor o de manía o hipomanía; sin embargo, el patrón puede apartarse del de los adultos con trastorno bipolar.

Y los estados de ánimo pueden cambiar con rapidez durante los episodios. Es posible que algunos niños tengan, entre los episodios, períodos en los que no presenten síntomas relacionados con el estado de ánimo.

Los signos más notables de trastorno bipolar en niños y en adolescentes pueden comprender cambios importantes en el estado de ánimo que se diferencian de sus cambios anímicos habituales.

¿Qué podría causar el trastorno bipolar?

Se desconoce la causa exacta del trastorno bipolar, pero este puede implicar varios factores, entre ellos:

  • Diferencias biológicas. Las personas con trastorno bipolar tienen cambios físicos en el cerebro. La importancia de estos cambios aún es incierta, pero con el tiempo puede ayudar a identificar las causas.
  • Genética. El trastorno bipolar es más frecuente en personas que tienen un familiar de primer grado (como hermanos o padres) con esta enfermedad. Los investigadores están buscando genes que puedan intervenir en el origen del trastorno bipolar.
  • Factores medioambientales: No es solo lo que hay en su cuerpo lo que puede afectar sus posibilidades de desarrollar trastorno bipolar. Los factores externos también pueden jugar un papel. Estos pueden incluir: estrés extremo, experiencias traumáticas y enfermedad física.

Si has notado síntomas del trastorno bipolar, un buen primer paso consiste en comunicarse con un médico o terapeuta lo antes posible.

Del mismo modo, si es un amigo o un ser querido el que tiene síntomas, considere alentarlo a conectarse con un terapeuta lo antes posible. Nunca está de más recordarles que también cuentan con su comprensión y apoyo.

REFERENCIAS

Mayo Clinic, 16 de febrero de 2022. Bipolar disorder. Extraído el 31 de agosto de 2022. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/bipolar-disorder/symptoms-causes/syc-20355955

Crystal Raypole, 29 de noviembre de 2021. Everything You Need to Know About Bipolar Disorder. Extraído el 31 de agosto de 2022. Recuperado de https://www.healthline.com/health/bipolar-disorder



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis

En este artículo:

Notas Relacionadas

Abandono paterno | Efectos en las personas y como ayudar

Abandono paterno | Efectos en las personas y como ayudar

Cunado hablamos de abandono paterno, no sabemos las razones que hay de tras, lo que si sabemos es que puede o no haber efectos a a mediano, corto y largo plazo.

Aceptamos el amor que creemos merecer

Aceptamos el amor que creemos merecer

Quizá hay razones por las que obligas a seguir en esa relación. Tal vez piensas en que aceptamos el amor que creemos merecer o solo por no herir sentimientos.

Actitudes que terminarán con tu relación

Actitudes que terminarán con tu relación

La mayor amenaza para una relación surge cuando una o ambas personas toman actitudes que terminan con el amor. El distanciamiento y la rutina son solo unas.

1 2 3 34

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Habla con un Psicólogo

Envía un mensaje por WhatsApp

ENVIAR WHATSAPP
Es totalmente gratis
close-link
Soy Lucía! Estoy para resolver tus dudas y ayudarte a reservar una cita.